Un hombre fue detenido en la estación de autobuses de Duyun, en Guizhou, China, por transportar los brazos de su hermano en una maleta

El retenido alegó que los brazos pertenecían a su hermano mayor, al que se los habían amputado tras sufir un accidente y, ahora se los llevaba para que, el día que muera, pueda ser enterrado con ellos.

El hecho ocurrió en una estación de autobuses.

Zheng se dispuso a pasar el control de seguridad de la terminal. Al introducir su maleta por el escáner, un oficial observó unos objetos extraños que se asemejaban peligrosamente a unas extremidades humanas.

El ciudadano fue retenido y se dio aviso a la Policía.

Cuando los agentes llegaron a la estación encontraron dos brazos envueltos en bolsas de plástico y en proceso de descomposición en el interior de la maleta.

Zheng, sin inmutarse, alegó que los brazos pertenecían a su hermano mayor, al que se los habían amputado tras sufir un accidente y, ahora se los llevaba para que, el día que muera, pueda ser enterrado con ellos.

También te puede interesar:   Por escándalos sexuales, tumban al político de más alto nivel en EE. UU.

Según la tradición de su pueblo, los muertos tienen que ser enterrados con todas las partes de su cuerpo, aseguró Zheng a los agentes.

Aunque la legislación china estipula que las personas pueden desplazarse con cualquier parte del cuerpo humano si tienen un certificado médico, una autorización policial y un permiso del Departamento de Salud, los empleados de la estación aseguraron que sus pasajeros tenían prohibido viajar en semejantes condiciones, incluso llevando los permisos pertinentes, por proteger la salud y la higiene de los pasajeros.

Zheng, según informa el South China Morning Post, tendrá que encontrar otra forma de transportar los brazos amputados de su hermano mayor.

Yo le echaría una mano.

Compartir: