Hasta 30 pasacalles y 50 pendones podrán instalar los movimientos políticos en sitios específicos de la ciudad

El Comité de Vigilancia y Garantías Electorales del municipio de Tuluá definió esta semana los lineamientos para la instalación de publicidad política electoral así como el número de piezas que podrán ser colocadas y los sitios indicados.
De la reunión, presidida por el secretario de Gobierno Municipal, Carlos Octavio Quitián Martínez, también participaron el director de Planeación Municipal, el secretario de Movilidad y Seguridad Vial y los voceros de los partidos, movimientos y grupos significativos de ciudadanos.

Según se dispuso de manera concertada, cada partido y movimiento político y grupos significativos de ciudadanos tendrá autonomía para instalar hasta 30 pasacalles y 50 pendones.
La dimensión de los pasacalles no podrá ser superior a los siete metros de largo por un metro de ancho y, al colocarlos, se deberá guardar una distancia mínima de 30 metros entre ellos.
Los pendones por su parte no podrán tener más de 80 centímetros de ancho por un metro de largo, prohibiéndose su ubicación en postes, debajo de semáforos y árboles.

En cuanto a los lugares para la instalación de la publicidad política, quedó prohibida su instalación en edificios públicos, separadores viales, zonas verdes, parques, plazoletas, elementos de señalización vial, vías de tránsito peatonal, postes de energía eléctrica, puentes peatonales y vehiculares entre otros.
“Lo importante es que haya un respeto por la normatividad vigente y que los movimientos políticos en general contribuyan a la no contaminación visual ni auditiva” precisó Quitián Martínez.

También te puede interesar:   Desde el 1 de diciembre, la principal vía tulueña no tendría vehículos
Compartir: