La victima era reconocida comerciante y activista de la comunidad LGTBI en esta localidad y además se dedicaba, según las informaciones, al préstamo de dinero.

Una conocida comerciante independiente del municipio de Toro se convirtió en la nueva víctima de los sicarios, según lo informado por las autoridades de Policía acantonadas en esta localidad.
El hecho criminal que se convierte en el segundo en menos de 48 horas, ha alterado la tranquilidad y la seguridad en esta región del norte del Valle del Cauca, pues era uno de los municipios que reportaba absoluta calma en cuanto a hechos de violencia se trata.

La víctima de los sicarios fue identificada en las diligencias de ley como Jennifer Agudelo Rubiano, quien recibió varios impactos de bala en diferentes partes del cuerpo que le causaron heridas de gravedad en su cuerpo.
Esta comerciante, de 28 años de edad, fue auxiliada y llevada hasta la sala de urgencias del hospital La Sagrada Familia, donde pese al esfuerzo de los facultativos por mantenerla viva fue imposible, pues las balas afectaron órganos vitales que no le permitieron continuar viviendo.

Las informaciones entregadas por fuentes policiales señalan que la mujer fue atacada por dos hombres que se movilizaban en una motocicleta, quienes llegaron hasta el lugar donde la comerciante se encontraba departiendo con varias personas en el centro de la localidad y sin mediar palabra alguna le dispararon dejando el resultado ya conocido.
Agudelo Rubiano era reconocida activista de la comunidad LGTBI en esta localidad y además se dedicaba, según las informaciones, al préstamo de dinero.

El alcalde de la municipalidad, Julián Bedoya, rechazó el hecho e hizo un llamado a la ciudadanía para que se respete a las mujeres y en especial a las organizaciones sociales que luchan por su derechos y logran ganarse un espacio en la sociedad.

También te puede interesar:   Balacera en los Arrayanes Roldanillo, deja un joven muero
Compartir: