“…está comprobado que la accidentalidad de las motocicletas en las calles y vías nacionales se ha aumentado considerablemente…”.

Está comprobado que toda propuesta del gobierno que toque el bolsillo de los colombianos causa una controversia de nunca acabar y así sucede actualmente con la realizada por el gobernador de Antioquia que propuso hace pocos días el cobro de peaje para los motociclistas que ruedan por las carreteras del país con el fin de invertir su producido en mejorar la seguridad vial, hacer campañas de educación y promover la cultura de la movilidad inteligente en el país.

De inmediato surgieron los pro y contra, siendo los motociclistas los primeros en protestar por la presunta medida en caso de ser aprobada, ya que por supuesto, afectaría sus ingresos, sean mototaxistas o simplemente la usen para su transporte normal de uso diario y especialmente en las carreteras del territorio nacional, y teniendo en cuenta que podría extenderse a las calles de las ciudades en donde el mototaxismo ha crecido en forma creciente dadas las facilidades que otorgan para su adquisición, cuyas concesionarias compiten sin descanso por acrecentar sus ventas.

No cabe la menor duda que las estadísticas no favorecen a quienes se transportan en esta modalidad vehicular, porque está comprobado que la accidentalidad en las calles y vías nacionales se ha aumentado considerablemente hasta tal punto que tiene al gobierno central, a través de sus organismos específicos, estudiando las medidas urgentes de aplicabilidad para frenar de alguna manera este fenómeno que se ha convertido en un problema de orden nacional.

Es bien sabido que el transporte en moto y el , mototaxismo se incrementó en forma rápida en todos los rincones del territorio, inclusive ya llegó al sector rural, en un hecho sin precedentes en la historia y se usa hasta para las labores del campo en reemplazo del tradicional caballo, lo cual ha cambiado las costumbres y procesos culturales de los últimos tiempos, pero también han traído los problemas propios de un sistema que no ha sido plenamente reglamentado, puesto que todos sabemos acerca del paquidermismo estatal y sobre todo cuando se debe reglamentar un tema de por sí controversial como el que estamos tratando. Lo cierto es que ya la motocicleta y el mototaxismo le cogió ventaja al gobierno, solo hay que echar una simple mirada al comportamiento en las grandes, intermedias y pequeñas ciudades, como también en las vías nacionales, en donde la tasa de accidentalidad es catastrófica, en donde se violan constantemente las reglas del tránsito, en donde se irrespeta regularmente a los agentes cuando imponen un comparendo, en donde se recogen hombres, mujeres y niños accidentados y obviamente con las consecuencias propias del drama familiar que causan.

Creemos que la cultura de no pago de tributos al fisco nacional es normal en nuestro país y por eso se protesta en todas las formas posibles y para el caso de las motos, ahora se aduce que están trabajando para su propia subsistencia, agregado a ello, la mala administración de los mismos. Sin embargo algo hay que hacer urgente para reorganizar y en algunos casos poner en cintura, a quienes no quieren someterse a la ley.

También te puede interesar:   Todos ganamos
Compartir: