Unidades de la Policía local harán operativos permanentes en los alrededores del humedal para detectar a los pescadores mientras que la CVC proseguirá velando por el mantenimiento del lago.

Uno de los hallazgos hechos por la CVC durante los 80 días de cierre del lago Chillicote fue la dramática disminución de los peces que por años han hecho parte del humedal, por lo que se hacía necesaria la toma de medidas urgentes para preservar la especie.

La situación le fue informada esta semana a la Administración Municipal que, tras el análisis respectivo, ordenó la prohibición inmediata de la pesca artesanal en el espejo de agua.
De acuerdo con la CVC, una de las premisas actuales en materia ecológica es el cuidado y protección de las especies vivas que hacen parte del ecosistema.

Voceros de la entidad ambiental precisaron que, dentro de la intervención, se encontró que los mecanismos que se estaban utilizando para la pesca en el lugar no eran técnicos y adecuados y ello estaba reduciendo sustancialmente la diversidad piscícola existente.
Aclararon que la medida es temporal ya que en algún momento se puede autorizar nuevamente la pesca siempre y cuando se usen los instrumentos apropiados y de manera racional.

La CVC de Tuluá mantuvo cerrado durante casi tres meses el único pulmón lagunar que posee la ciudad haciéndole limpieza a los canales de riego lo mismo que al lecho del humedal, proceso durante el cual se descubrió la disminución de las diversas especies que se han reproducido allí.
Una vez se expida el decreto respectivo por parte de la Administración Municipal, se le hará traslado a la policía para que desarrollen los operativos de rigor y quienes sean sorprendidos en esa actividad se harán acreedores a las sanciones que procedan.

También te puede interesar:   Llamado a exhumar restos en el Cementerio Central, hay cuerpos sepultados desde hace más de ocho años
Compartir: