Los casi 60 mil usuarios de Coomeva EPS del centro del Valle están siendo atendidos únicamente por la Clínica San Francisco que en cualquier momento puede colapsar.

Los pacientes afiliados a Coomeva EPS están siendo devueltos de la puerta del hospital departamental Tomás Uribe Uribe por orden de la gerencia, en detrimento de la comunidad que requiere de servicios vitales.

La terminación del contrato de prestación de servicios que existía entre Coomeva EPS y el hospital departamental Tomás Uribe Uribe empezó a generar los primeros problemas mayúsculos con consecuencias como denuncias ante el Ministerio de Salud y la Superintendencia del ramo, entre otras.

Si bien desde que Felipe José Tinoco Zapata, gerente de la casa de salud, hizo el anuncio hace casi un mes, los pacientes empezaron a ser devueltos desde la puerta del establecimiento y no había denuncias, con el paso de los días las cosas se complican para unos y otros.

Un hecho con visos de gravedad sucedido el lunes de la semana pasada en los pasillos del hospital, prendió las alarmas dado que el servicio le fue negado a una paciente adulto mayor y, como si fuera poco, pensionada de la misma casa de salud.
Daisie Valencia Daraviña, en denuncia pública entregada también a las directivas de la entidad, precisa que el caso empezó desde la portería misma donde el vigilante de turno, al preguntar por la EPS a la que pertenecía la paciente y ser informado de que se trataba de Coomeva, de inmediato le negó el ingreso.

Ante los ruegos por el intenso dolor por una hernia que le fue diagnosticada recientemente, finalmente accedió a facturación donde recibió la misma respuesta por no existir convenio con Coomeva e igual en la sección de triage.
“Una doctora me recomendó que si quería una fórmula de una inyección debía comprarla afuera y entrar a buscar quién me la pusiera y si no que subiera al tercer piso para ver quién me autorizaba esa consulta o que llamara al doctor Tinoco”, señala la denunciante.

Agrega que lamenta la intransigencia de algunos funcionarios que son causantes del paseo de la muerte y de la mala reputación de la institución y ve con desilusión que el modelo administrativo de Tinoco Zapata es violar el derecho universal a la salud, en especial de personas como ella en su calidad de adulta mayor.
Tras la rotura del convenio el mes pasado, el gerente regional de Coomeva EPS suroccidente, Germán Ignacio Bastidas Andrade, le dijo a este medio que su propósito en adelante será centralizar la atención a sus afiliados a través de una sola IPS y para ello se había escogido a la clínica San Francisco.

EL TABLOIDE intentó conocer la posición de Francisco José Tinoco Zapata como gerente del hospital Tomás Uribe Uribe pero desde su oficina informaron que el funcionario se hallaba por fuera de la ciudad y solo regresaba hasta el próximo martes.

También te puede interesar:   Matriculatón para reclutar estudiantes
Compartir: