De acuerdo con el reporte de las autoridades judiciales de Tuluá, el hecho de sangre se perpetró al interior de un apartamento ubicado en la calle 39 con carrera 20 de ese exclusivo sector residencial de la ciudad.

La relativa calma que se vivía en la Villa de Céspedes se vio interrumpida en la noche del sábado anterior, cuando se conoció el asesinato de un comerciante independiente en el barrio El Laguito, al sur-oriente de la ciudad.
De acuerdo con el reporte de las autoridades judiciales de Tuluá, el hecho de sangre se perpetró al interior de un apartamento ubicado en la calle 39 con carrera 20 de ese exclusivo sector residencial de la ciudad.
La víctima de los antisociales fue identificada como Carlos Alberto Rodríguez Holguín, quien recibió un disparo de arma de fuego en la cabeza.

El hombre de 42 años de edad, era un comerciante independiente dedicado al préstamo de dinero gota a gota, señalaron las autoridades.
Indica el informe, que el cuerpo de este hombre fue hallado con un disparo en la base del cráneo y boca abajo hacia las 10 y 15 de la noche y fue descubierto por un familiar que durante todo el día estuvo buscándolo.
Según sus allegados y conocidos este comerciante era conocido como ‘Nikolay Zarckoc’, nombre que le gustaba utilizar para que lo reconocieran fácilmente entre sus amigos.

Los investigadores que asumieron el caso señalaron que la hipótesis que se tiene es que la muerte de esta persona se debió al robo de algún dinero y el responsable sería un conocido suyo que pudo ingresar a la vivienda sin ningún problema, pues no había cerraduras forzadas ni señales de lucha en el interior del apartamento.
Como avance en las investigaciones, la Policía analiza las imágenes que captó una cámara de seguridad ubicada en el sector, que podría ayudar a determinar las características de los responsables de este hecho.
Al momento de la inspección técnica del cadáver el cuerpo presentaba una rigidez que hace pensar a los investigadores que Rodríguez Holguín fue asesinado a tempranas horas de la mañana del pasado sábado.

Vecinos del sector le indicaron a la Policía que hacia las 9 de la mañana se escuchó un disparo dentro de esa casa, pero no le dieron mayor trascendencia al asunto y nunca se llegaron a imaginar que uno de sus vecinos había sido asesinado.
Carlos Alberto Rodríguez Holguín se encontraba soltero, era amante al ejercicio y los caballos, su cuerpo fue trasladado a la ciudad de Palmira de donde era oriundo y sus familiares le dieron el último adiós.

También te puede interesar:   Joven de 23 años, perece cuatro días después de choque
Compartir: