Una joven patrullera de la Policía Nacional, que hacía pocos años había logrado graduarse en la institución e iniciar su trabajo de servicio a la comunidad, sorprendió no solo a sus compañeros de servicio sino a sus familiares que a la distancia no encuentran explicación alguna a la decisión tomada por la joven mujer de acabar con su vida.

El caso se registró en la estación de Policía Fray Damián, en el centro de la capital del Valle, allí sus compañeros al escuchar la detonación encontraron a la uniformada con una herida de arma de fuego y en el baño de la estación.
La patrullera que fue identificada como Isabel Cristina Millán Agudelo, fue auxiliada y llevada a un centro asistencial donde llegó sin signos vitales.

El caso tuvo lugar a las 6 y 30 de la mañana de ayer viernes.
“La patrullera después de la reunión general reclamó su armamento y se dirigió al baño, donde se registra el caso y junto a ella se encuentra su arma de dotación”, dio a conocer la Institución en un comunicado.
La patrullera Isabel Cristina Millán Agudelo de 23 años, era oriunda de Zarzal, Valle, y llevaba tres años y un mes en la Institución. Actualmente se encontraba laborando en el Grupo de la Fuerza Disponible de la Policía Metropolitana.

También te puede interesar:   Balean a un cotero en el barrio Estambul de Tuluá
Compartir: