El Tabloide

Parroquia Nuestra Señora del Carmen, evangelizada y evangelizadora

La jurisdicción de la parroquia Nuestra Señora del Carmen alcanza parte del barrio Victoria, parte del Alvernia y los barrios Panamericano y Céspedes. Su construcción se debe a un lote donado por Victoria Rojas de Victoria, también fundadora del barrio que lleva su nombre.

Una de sus características de la parroquia ha sido el estímulo permanente de la feligresía a través de los grupos apostólicos.

La jurisdicción de la parroquia Nuestra Señora del Carmen alcanza parte del barrio Victoria, parte del Alvernia y los barrios Panamericano y Céspedes. Su construcción se debe a un lote donado por Victoria Rojas de Victoria, también fundadora del barrio que ll

Si de algo se ha enorgullecido desde siempre el barrio Victoria de Tuluá, el más grande y uno de los más antiguos de la ciudad, es de tener entre sus límites la iglesia Nuestra Señora del Carmen, la que todos los tulueños conocen como Los Pachitos por su origen franciscano

Con una cúpula central y dos inmensas torres en cuyo medio se encuentra la imagen del San Francisco, de tres metros de altura, el templo ha sido sitio de congregación católica desde hace ya más de 70 años cuando se abrieron sus puertas por vez primera.

No obstante la historia de los Franciscanos en Tuluá data de 1931, cuando una comisión de esa comunidad llegó a la todavía incipiente ciudad con el ánimo de fundar en sus predios un convento para sus frailes.
Esta comisión estaba conformada por los frailes Alfonso de la Concepción Peña, Antonio Velandia y Luis Antonio Molina, quienes iniciaron labores en febrero de ese año bajo la dirección de fray Nicolás Gutiérrez como superior y regidos por el comisario provincial fray Manuel Aníbal Siábato.

Dos meses después, el 4 de abril de 1931, se dio el primer milagro para los Franciscanos cuando fueron abordados por la matrona Victoria Rojas de Victoria, quien les ofreció un extenso lote para la construcción del convento pero también un templo de oración.

La señora Rojas de Victoria, de la cual descienden Manuel Victoria Rojas y el extinto Jesús Ernesto Victoria, también impulsó, mediante la donación de terrenos, el barrio que lleva su apellido.

 

Hacia 1950, esta era la imagen que tenía la parroquia Nuestra Señora del Carmen cuyo trabajo por los fieles católicos ha sido de gran importancia para la ciudad.

Templo y reloj

Ya con las escrituras de un vasto lote superior a los 12 mil metros cuadrados, los padres Franciscanos iniciaron, el 21 de junio de 1931, la construcción del convento en el ala oriental, siguiendo los planos elaborados por el hermano Silvestre, religioso redentorista.
Tres años después, una vez concluyeron los trabajos del convento, usando también diseños del mismo hermano Silvestre, comenzó la construcción del templo, usando la parte central del extenso predio.
La construcción demoró un total de 12 años por cuanto para sus cimientos debieron hacerse profundas excavaciones y tanto la cúpula como las torres debieron seguir minuciosos detalles arquitectónicos. Mucho después se construyó el colegio San Antonio de Padua, también de la comunidad franciscana.

Luego vino la entronización de la estatua de San Francisco de Asís, patrono de la comunidad, en medio de las dos torres, la que fue bendecida por el párroco de la época en octubre de 1947.
Historia aparte tiene el reloj que fue instalado por las cuatro caras de la torre occidental el 19 de marzo de 1956.
De acuerdo con los cuadernos históricos de la parroquia, el reloj fue traído desde Alemania y tuvo un costo de 32 mil pesos, gracias a una colecta que inició el empresario Arturo Guevara quien puso los primeros cinco mil pesos.
El reloj tiene como característica especial que da los cuartos, medias y tres cuartos de hora y toca el Ave María de Londres a las 5 am., las 12 m. y las 6 pm., todo ello de manera automática.

Las fiestas principales de la parroquia Nuestra Señora del Carmen de los padres Franciscanos son el 16 de julio, día de la Virgen del Carmen, con la participación de todos los conductores de quienes es su patrona, y el 4 de octubre, Fiesta de San Francisco de Asís, fecha en que la parroquia hace la bendición de animales y plantas como reconocimiento al santo, patrono de la ecología.

Compartir: