“…Ojalá no estemos frente a un proceso sistemático de apropiación indebida de espacios públicos…”.

Ha sido presentado al concejo municipal de Tuluá un proyecto de acuerdo donde le solicitan a los concejales autoricen la desafectación de los terrenos que conocemos como el parque de la salud; lote de terreno ubicado en la carrera 40 frente a la clínica María Ángel.

Lo preocupante del asunto es que aunque la ley obliga que al disponerse de un bien inmueble de uso público se debe compensar, no aparece en el proyecto de acuerdo cómo harán la compensación, es decir, cómo lo sustituirán por otro terreno que beneficie a la comunidad del sector.

Y además ya sucedió el año pasado con un lote de uso público en Tuluá, que pasó a manos de un particular que tiene un predio que limitaba con el lote que era del municipio, el comerciante particular amplió su negocio y no se conoce si hubo o no compensación. Caso similar estamos presenciando con la construcción de una estación de servicio o bomba de gasolina en la carrera 40 entre calles 32 y 33, donde se ocupa un espacio público.

Los vecinos desconocen en qué momento se cambió la línea de paramento y en vez de una zona de espacio público aislante de la carrera 40 los pusieron a convivir con un negocio que pone en riesgo su tranquilidad. El lote destinado por la ciudad para el parque de la salud es un pulmón para ese sector que debe soportar el tráfico y consecuente contaminación auditiva y atmosférica que produce el tráfico pesado por la carrera 40. El lote limita con una bodega de materiales de construcción que también trae por la dinámica de su actividad afectaciones a los vecinos.

Ojalá no estemos nuevamente frente a la posibilidad de entregar un lote de terreno de uso público a un particular para agrandar su negocio y los tulueños no tengamos la compensación obligada por la ley o no se nos informe. Los habitantes de las comunas 1 y 2 deben conocer qué se pretende hacer con ese terreno y si se va a entregar a algún particular tienen derecho a saber cómo será la compensación de esa zona verde. Dios no quiera que estemos frente a un proceso sistemático de apropiación indebida de espacios de uso público en Tuluá.

También te puede interesar:   Minutos...
Compartir: