El Tabloide

Osmiro Colonia Rodríguez y su paso por el deporte en el Valle del Cauca

Esta postal para el recuerdo muestra a Osmiro Colonia Rodríguez, luciendo el uniforme de la Selección Colombia, en el estadio Nacional de Lima, en el marco de los preolímpicos jugados en mayo de 1964 para asistir a Tokio.

Su máximo orgullo y el de muchos de los nacidos en la Villa de Céspedes, es haber sido el primer tulueño en vestir la casaca de la Selección Colombia de mayores.

Esta postal para el recuerdo muestra a Osmiro Colonia Rodríguez, luciendo el uniforme de la Selección Colombia, en el estadio Nacional de Lima, en el marco de los preolímpicos jugados en mayo de 1964 para asistir a Tokio.

Hablar de Osmiro Colonia Rodríguez en Tuluá, es hablar de deporte, de logros, de marcas y hasta de Cortuluá por cuanto fue uno de sus fundadores hace ya 50 años.

Tulueño en toda su extensión, Colonia Rodríguez tiene entre sus méritos haber sido el primer jugador tulueño en vestir la camiseta de una Selección Colombia de mayores y con ella asistió a los preolímpicos para Tokio en 1964, clasificación que se disputó en Lima, Perú.

Dato: Su paso por el fútbol de la región le ha merecido múltiples reconocimientos que conserva con orgullo.

El “viejo” Osmiro, como se le conoce en Tuluá, nació el 22 de julio de 1937 en el antiguo hospital Tomás Uribe Uribe y fue el mayor de 12 hijos, la gran mayoría de ellos dedicados posteriormente al deporte en distintas ramas.
Sus estudios primarios los desarrolló en la escuela anexa al Gimnasio del Pacífico, la que hoy se conoce como la sede Antonia Santos y allí, a la edad de diez años, empezó a jugar fútbol en la selección de la institución, oficiando como volante.
Luego integró el equipo de fútbol del Cuerpo de Bomberos Voluntarios y en 1953, ya estudiando su bachillerato, tuvo un breve paso por el ciclismo del que se retiró, luego de tres años de prácticas, por un accidente.

Llamado a la selección

“Un día me dio por ir a las canchas del barrio Victoria a ver jugar, porque allí se jugaba buen fútbol, y Richard Moreno, al verme a un lado, me llamó y me invitó a jugar con uno de los equipos” recuerda el dirigente hoy ya pensionado.
En 1957, tras varios meses asistiendo a ese escenario, hoy ya desaparecido y totalmente urbanizado, integró el equipo Real Victoria de donde surgieron varias figuras que posteriormente fueron conocidas en el ámbito futbolero de la ciudad, alcanzando el campeonato municipal de ese año.
“Mientras disputaba ese torneo, fui llamado a la Selección Tuluá y con esta jugamos la final del torneo departamental en Cali en 1958, lo que me valió para ser llamado a la Selección Valle por los técnicos Edgar Mallarino y Carlos Tulio Obonaga” señala Colonia.
Esta selección, de grata recordación para muchos vallecaucanos, logró alcanzar el campeonato nacional en la final realizada en Bucaramanga frente al seleccionado de Antioquia, jugando como lateral izquierdo.
En 1960 se realizan los primeros Juegos Deportivos Departamentales, escogiéndose a Tuluá como sede, evento del que Colonia participó como integrante de la Selección Tuluá, oficiando como capitán y alcanzando además el título de manera invicta.

El ascenso futbolístico del tulueño fue rápido siendo observado por los técnicos nacionales Roberto Meléndez y el mismo Carlos Tulio Obonaga, siendo llamado para el seleccionado preolímpico que disputaría en 1964 un cupo para ir a Tokio ese año.
“Allí pude jugar al lado de algunos grandes del fútbol nacional como Arturo Segovia y Julio Édgar “Chonto” Gaviria entre otros, pero al final no clasificamos” precisa Colonia.
Al volver, prácticamente se retira del fútbol activo y es llamado para la dirección técnica de la Selección Tuluá jugando los departamentales de 1966, año en el que a la vez se organiza la primera Junta Municipal de Deportes de la que es nombrado director ejecutivo, bajo la presidencia de Pedro Vicente Cruz.

Fundación de Cortuluá

Un año después, por insinuación del exjugador paraguayo Hernando Acosta, quien se había radicado en la ciudad, se reúnen varios dirigentes locales y se funda la Corporación Deportivo Tuluá, equipo del que juntos oficiaron como sus primeros entrenadores.
Con el paso de los años, Colonia Rodríguez empieza a hacer carrera dirigencial y alcanza, en 1970, la coordinación de la Junta de Deportes del Valle para el distrito de Tuluá, correspondiéndole, como tarea principal, la organización de todas las juntas municipales de seis municipios.

En 1971, con motivo de los VI Juegos Panamericanos, de los que Tuluá es subsede en fútbol, Osmiro Colonia es designado como coordinador en la ciudad e igual sucede en 1976, durante los Juegos Departamentales realizados en Sevilla.
A lo largo de su vida deportiva, ha recibido decenas de reconocimientos, logros que ha compartido con su familia y sus dos hijos, Osmiro, quien vive en Inglaterra, y María Victoria, abogada que reside en Cali.

Compartir: