El Tabloide

“Quieren que sea alcalde de Bugalagrande, “Orlando Ramírez Gamboa, el popular “Merayo”

Sus mayores triunfos en el voleibol femenino los ha obtenido en Andalucía. Varios líderes políticos le han propuesto ser candidato a la alcaldía o ser concejal de Bugalagrande.

Nadie como Orlando Ramírez Gamboa, entrenador de la Selección de Andalucía de voleibol, puede darse el lujo de caminar por las calles de Bugalagrande o Andalucía y ser reconocido y saludado con cariño por sus habitantes sin importar la edad. Este hombre nacido en Buenaventura, sector de Zabaletas, licenciado en Educación Física en la Unidad Central del Valle del Cauca, con estudios en la Escuela Nacional del Deporte de Cali es nuestro invitado de hoy.

¿Siempre el voleibol?

De muchacho practiqué todos los deportes, en unos Juegos Departamentales que se realizaron en Cartago competí por Tuluá en patinaje, pero posteriormente escogí el voleibol porque en Bugalagrande el fuerte era el baloncesto, ahí estaban el señor Jaime Arredondo y Julieta Cano, lo mismo que Hernán Zuluaga, quienes me orientaron hacia el voleibol porque este deporte no se practicaba en el pueblo.

¿Y cuándo llegó a Andalucía?

En el gobierno de Gustavo Girón empecé a trabajar en el voleibol andaluz con el apoyo de Alberto Giraldo y Jorge Homero Giraldo, personas inquietas y amantes del deporte que unieron esfuerzos para que yo llegara a dirigir esta disciplina. Comenzamos con 15 niñas y luego llegaron más. Ya tenemos 17 años con este proceso.

¿Cómo le ha ido en los Juegos Supérate Intercole-giados y Escolares?
Estamos participando desde hace varios años y hemos sido campeones consecutivamente en voleibol femenino categoría infantil y menores en el Valle. Hemos representado internacionalmente a Colombia, muy similar a lo que ha hecho Gabriel Aldana con el voleibol masculino en Tuluá.

¿Cómo escoge a sus jugadoras?

Nosotros tenemos una escuela de voleibol que la integran 200 niñas desde la edad de los 8 años, allí van desarrollando sus destrezas y habilidades y en la medida que uno ve las capacidades y sus entornos las vamos seleccionando. Cuando hablamos de entorno es su núcleo familiar, la clase de amigas que tienen y cómo les va en el colegio y así le seguimos la pista.

¿Cuáles son las características que usted observa en sus jugadoras?

Deben conocer los golpes fundamentales, los movimientos básicos, saber desplazarse, tener excelente motricidad fina y el perfil, donde la orientación dentro del hogar es fundamental, lo mismo que en la parte educativa y que sea bien aceptada dentro de la sociedad.

¿Su mejor equipo?

Todas han sido excelentes, pero sí puedo resaltar a jugadoras que han sido excepcionales, además por su carisma y hasta hoy han sido ejemplo para nuestra generación como Natalia Gutiérrez, una niña que estudió dos carreras, estuvo becada gracias al voleibol, es fisioterapeuta y zootecnista; lo mismo que Leidy Posso, es doctora, excelente persona, aconseja a nuestras jugadoras y siempre quiere ayudarlas y está pendiente de nuestro proceso. Son personas que no se pueden olvidar.

¿El triunfo que más recuerde?

Cuando fuimos campeones nacionales con el colegio Antonio Nariño de Bugalagrande en unos Juegos Nacionales Intercolegiados representando al Valle del Cauca. Todos los alcaldes del Valle nos hicieron reconocimientos, porque ese título valía mucho, porque si Bugalagran-de ganaba, el departamento era campeón Intercolegiado. Le ganamos al equipo de Antioquia donde la mayoría de sus jugadoras pertenecían a la Selección Colombia. Nos recibieron en la máquina de bomberos hasta el coliseo y las calles estuvieron colmadas de público que nos aplaudía a rabiar.

¿Qué tienen de bueno los Juegos Supérate Intercolegiados?

Las becas son un incentivo enorme para los participantes, pero sería muy bueno que al final cuando los deportistas son acreedores a las becas hubiera personas capacitadas que los orientaran para poder acceder a ellas porque son muchos los deportistas y los padres de familia que desconocen el mecanismo para acceder a ellas y se pierden.

¿Le gusta trabajar más con las damas que con los hombres?

Anteriormente se trabajaba con el masculino y el femenino, pero cuando los varones ya estaban formados me los querían quitar y la escuela de voleibol creció y ya me fue muy difícil manejar las dos categorías.

¿A qué entrenador de voleibol admira?

En mi época a quien más admiré fue a Francisco Chois, ahora el Valle tiene muy buenos entrenadores, entre ellos Gabriel Aldana de Tuluá al que me le quito el sombrero.

¿Voleibolistas andaluzas de admirar?

Tenemos a Daniela Velásquez e Isa Catherine Tascón, son niñas que local y nacionalmente han sido injustos con ellas porque en todo evento llaman la atención y gusta el nivel que tienen en competencia, pero nunca las han llamado para una verdadera selección por la estatura, sinembargo han participado en todos los ciclos.

¿Cuántos campeonatos?

Con Andalucía hemos logrado 4 títulos y con Bugalagrande una vez en los Juegos Departamentales. En los Suramericanos Intercolegiados llevo tres, en Medellín subcampeón en Mar de Plata Argentina de terceros y en Chile hace muchos años de segundos.

¿Ofertas para dirigir fuera de Andalucía?

Hace tiempo me hicieron una oferta de Bogotá pero la parte económica no colmó mis expectativas, porque no es lo mismo vivir en Andalucía que en la capital; en Yumbo también me llamaron, pero no.

¿Por qué le dicen Merayo?

Nosotros los de color tenemos la dificultad de pronunciar la R ; una vez mi hermano se accidentó y se rayó toda la pierna y en lugar de decir que se rayó decía “merayo” y me cargaron el apodo a mí.

Orlando Ramírez Gamboa es tan popular en Andalucía y Bugalagrande que ya existe un grupo de personas que lo está motivando para que en las próximas elecciones presente su nombre a la alcaldía o si rechaza la propuesta, que sea concejal de dicho municipio. Y la idea le está sonando.

Compartir: