El procedimiento produjo el decomiso de 80 teléfonos celulares que carecían de documentación para su venta.

Tres establecimientos de venta de celulares fueron cerrados esta semana por la Secretaría de Gobierno Municipal tras un operativo que busca contrarrestar el hurto de estos dispositivos de telefonía móvil en la ciudad.

Carlos Octavio Quitián Martínez, titular de ese despacho, precisó que estos procedimientos hacen parte de lo dispuesto desde el orden nacional por la Dijín, la Interpol y la Dian que buscan reducir a cero este delito que ha tomado matices trasnacionales.
De la misma manera que se cerraron estos negocios por no poseer la documentación respectiva, también se logró la incautación de 80 teléfonos celulares que tampoco contaban con los soportes legales que permitieran su comercialización.

“Invitamos a la comunidad en general a observar las normas de legalidad a la hora de adquirir un equipo de telefonía móvil y en especial a que lo haga en establecimientos debidamente legalizados” precisó Quitián Martínez.

El funcionario aseguró finalmente que tras esta primera visita, en la que se inspeccionaron un total de 15 establecimientos del centro de la ciudad, se proseguirá con la tarea en lugares periféricos donde se ha detectado la comercialización de aparatos telefónicos móviles tanto de alta gama como de gama media y baja.

También te puede interesar:   Reclusos y familiares protestan por nuevas disposiciones Inpec en cárcel de Tuluá
Compartir: