Un Juez de Control de Garantías ordenó la libertad con presentaciones periódicas a un individuo que, el pasado miércoles, agredió con un ladrillo al coordinador de los Guardas de Transito en Tuluá, Newvery Arbeláez. El hecho sucedió poco antes del medio día sobre la transversal 12 cuando el servidor público requirió al agresor, residente en Andalucía, por documentos de la moto en que se movilizaba, lo que desencadenó la ira del motociclista que de inmediato tomó un ladrillo y atacó al guarda que, por fortuna, tenía el casco puesto.

El juez de turno conminó a los protagonistas a llegar a una conciliación que finalmente fue aceptada por las partes. Mientras Arbeláez fue excusado del servicio por dos días, aunque no sufrió ninguna lesión física, el agresor quedó en libertad pero continuará ligado a una investigación que se sigue por lesiones personales y que podría significarle una pena de prisión si no cumple con los compromisos firmados el mismo miércoles ante el juez, señaló el mayor Julio Fernando Mora Escobar, comandante encargado del Segundo Distrito de Policía. El oficial hizo un llamado a la tolerancia ciudadana, en especial en relación con el trabajo que deben hacer las autoridades de tránsito en funciones de control de las motos.

También te puede interesar:   Quejas por obras para perecederos, tras construcción de módulos para vendedores de frutas y verduras
Compartir: