El hecho ocurrió en el barrio Alfonso Bonilla Aragón, cuando según testigos, un hombre abandonó un maletín con el artefacto cerca al comando policial. La detonación también averió seis viviendas.

El artefacto explosivo fue abandonado a pocos metros de una unidad deportiva donde varios niños jugaban. La explosión afectó a dos menores que jugaban en una cancha de fútbol y a un joven que salía de su casa.

Compartir: