Hace cuatro fechas atrás el descenso no era tema de preocupación, pero hoy la amenaza es real. El estratega vallecaucano es optimista frente a la continuidad en la A.

En medio del desconcierto que por estos días reina entre los seguidores de Cortuluá, el técnico Néstor Otero, acude a su experiencia y le envía un mensaje de tranquilidad y de manera tajante asegura que sus jugadores “morirán con las botas puestas” y son concientes de que las que vienen son cinco finales.

Y es que el panorama se oscurece por los malos resultados del Equipo Corazón que suma cuatro derrotas en línea, dos de ellas ante Jaguares y América de Cali, rivales directos en el descenso y con quienes peleará hasta el final por mantenerse en primera.
Luego de la derrota ante el América, el técnico Otero habló en rueda de prensa y dijo no saber qué estaba pasando con sus dirigidos y atribuyó el bajón futbolístico a la pérdida de ritmo de varios de sus jugadores claves.

“Frente al América no jugamos mal y merecimos el empate que se me antoja es el resultado más justo, pero al final no supimos evacuar el balón en una maniobra defensiva que se trabaja en la semana” dijo Otero.

Cortuluá marcha antepenúltimo en la tabla del descenso a tres puntos de América y a uno de Jaguares, pero ya tiene un partido de más y que perdió ante Nacional tres goles por cero.
“Hoy dependemos de nosotros mismos y mis jugadores están listos para dejar hasta la última gota de sudor en la cancha para mantener la categoría y seguir entre los ocho donde hemos estado durante todo el segundo semestre” señaló el estratega.

También te puede interesar:   Patriotas espera a Cortuluá esté martes de Tunja
Compartir: