“…deben formular políticas que alivien el padecimiento de nuestro pueblo hermano…”.

Sin duda, todo ser humano debe ser tratado con igualdad, término que a la vez convoca nociones como dignidad, libertad, justicia. Desde luego, esto implica la necesidad de proporcionar al referido ser, un contexto que asegure su acceso a bienes públicos, como salud, vivienda, trabajo y educación.

Estos garantizan el desarrollo de las sociedades contemporáneas, desarrollo que requiere la participación de los individuos que conforman dichas colectividades. Infortunadamente, varios países afrontan problemas que obstruyen el logro de principios tan loables como los anotados.

Un ejemplo palmario de esta problemática lo afronta el pueblo venezolano, situación que ha provocado el éxodo de miles de personas hacia otras latitudes, en busca de un entorno que les posibilite condiciones de vida digna, que no pueden encontrar en su propia patria. Programas de televisión colombianos han mostrado el crudo panorama de los prenombrados migrantes, quienes tienen que hacer recorridos a pie y en muchos casos, en vehículos destinados al transporte de carga.

De este modo pueden llegar a diferentes sitios en el interior de nuestro país o a la frontera con el Ecuador para proseguir hacia el sur de nuestro continente. Estos mismos programas muestran la crudeza de estas peripecias, acompañadas de hambre, del frio que despiden las montañas, de la dureza del asfalto de las carreteras.

Las consecuencias de esto no se dejan esperar y se reflejan en rostros manchados por el sol, en pies teñidos de rojo, en ropas desgarradas y sobre todo, en corazones destrozados por dejar atrás, en algunos casos a seres queridos, en otros por el dolor de tener que lanzarse a un abismo impulsados por agentes externos. Ante esto, la OEA, la ONU y los países suramericanos deben formular políticas que alivien el padecimiento de nuestro pueblo hermano, un sufrimiento que no ha buscado y que no se justifica desde ninguna perspectiva.

También te puede interesar:   RAP como articulador
Compartir: