Las estadísticas del hospital departamental Tomás Uribe Uribe y la clínica San Francisco entre el 31 de diciembre y el 1 de enero indican que nacieron más mujeres que hombres.

Sobre las 10.45 de la noche del 31 de diciembre nació la niña de Jessica Andrea Lozano de Tuluá. Fue el último nacimiento del año anterior.

El llanto de un niño que rompió el silencio de la sala de partos de la clínica San Francisco a las 9.07 de la mañana del 1 de enero pasado, se confundió con las lágrimas de alegría de su madre, Gladis Elena Restrepo Serna, quien culminaba así nueve meses de espera entre ansiosa y jubilosa.

El pequeño, que pesó 2400 gramos y midió 47 centímetros, se constituyó en el primer tulueño nacido en el 2018 y proviene de un joven matrimonio de Ceilán, corregimiento de Bugalagrande.
El hecho fue destacado por el periodista William Loaiza Amador, quien, año a año sacrifica la compañía de los suyos para cubrir esta noticia, haciendo una correría por los hospitales y clínicas de la ciudad, tanto en la noche del 31 de diciembre como en la mañana del 1 de enero. Según el parte médico, aunque el procedimiento se realizó por cesárea, el niño nació sin problema alguno y solo requirió de los cuidados básicos por parte del cuerpo médico de la clínica tulueña.
En cuanto a los últimos nacimientos del año pasado, en esta ocasión se registró una situación especial como fue la llegada al mundo de manera simultánea de una pareja de niños, una niña en la clínica San Francisco y un niño en el hospital Tomás Uribe Uribe.

De acuerdo con Loaiza Amador el doble nacimiento ocurrió a las 10.45 de la noche del 31 de diciembre, siendo la madre de la niña Jessica Andrea Lozano de Tuluá y del niño Leidy Tatiana Osorio, quien había sido remitida de Cartago.
“Ya son algo más de 20 años haciendo este trabajo cada fin de año y comienzo del siguiente y aunque mi esposa y mi hija reclaman mi presencia en casa, también saben que este es un compromiso que me he fijado como periodista y lo entienden” precisa Loaiza Amador, director del noticiero En Primera Fila de La Voz de los Robles de Tuluá.

Sobre las 10.45 de la noche del 31 de diciembre nació la niña de Jessica Andrea Lozano de Tuluá. Fue el último nacimiento del año anterior.

Alta natalidad

Definitivamente el género femenino se sigue imponiendo en Tuluá, según el registro de nacimientos de las dos casas de salud más importantes de la ciudad tanto a finales de 2017 como a comienzos del 2018. La relación está 10 a 7 en favor de las mujeres.

De acuerdo con el reporte hecho por Loaiza Amador, durante las 24 horas del 31 de diciembre en la clínica San Francisco nacieron 9 pequeños, ocho de los cuales fueron niñas y solo un niño mientras que en el hospital Tomás Uribe Uribe los alumbramientos fueron 6, dos niñas y cuatro niños.
Caso distinto ocurrió el 1 de enero en que los partos fueron solo dos, ambos ocurridos en la clínica San Francisco y los dos de género masculino.

La relación indica que de la totalidad de los nacimientos del 31 de diciembre, seis provenían de madres residentes en Tuluá, tres de Cartago y las restantes de San Pedro, Andalucía, Zarzal, Toro, Obando y Ceilán, corregimiento de Bugalagrande.
En cuanto a los partos del 1 de enero, sus madres provenían de Ceilán el primero y de Tuluá el segundo.

También te puede interesar:   Existen casos de jóvenes en la zona rural tuelueña que apenas se están documentando
Compartir: