El cierre del año no fue el mejor para esta población y en especial para la familia de una mujer cabeza de hogar que por no querer estar más con su expareja sentimental encontró la muerte.
De acuerdo con las informaciones allegadas por las autoridades, la mujer identificada como Mary Luz Terán Benavidez, había denunciado el maltrato del que era objeto tanto físico, psicológico y verbal por parte del hombre con el que había sostenido una relación y ya había terminado.

La mujer, de 40 años de edad, quien deja huérfana a una hija, había estado el pasado 8 de diciembre en la Estación de Policía denunciando a su expareja, por los seguimientos y maltratos verbales y físicos de los que era objeto desde comienzos del mes y donde la había amenazado de muerte, señala la Fiscalía en su informe.

Las amenazas se hicieron realidad el pasado 31 de diciembre, hacia las siete de la noche, cuando el hombre denunciado llegó hasta una licorera ubicada frente al parque principal del municipio, donde se encontraba Terán Benavidez. La mujer, al tratar de huir de quien se convertiría en su homicida, al correr en tacones perdió el equilibrio y cayó al piso donde el hombre al darle alcance le propinó múltiples heridas de arma blanca en diferentes partes del cuerpo, que la dejaron herida de gravedad.
La mujer fue auxiliada y llevada al hospital Nuestra Señora de los Santos, donde debieron remitirla a la clínica Mariángel de Tuluá, en la que falleció el pasado lunes festivo.

La colaboración de la ciudadanía permitió ubicar al homicida horas después y darle captura y ahora deberá responder por el delito de homicidio.
La mujer, quien residía en el barrio Central deja una hija, estaba soltera y era ama de casa, señalaron las autoridades tras indicar que el detonante de este feminicidio fue un ataque de celos.
Ese día fueron asesinadas dos personas en la misma localidad.

También te puede interesar:   Empresario atacado por sicarios en el municipio de Yotoco
Compartir: