El Tabloide

Memorias del conflicto

“…continuar la guerra no sólo es una barbaridad, sino un retroceso de consecuencias impredecibles….”.

El Centro Nacional de Memoria Histórica se hizo presente en la versión de la FILBO del año en curso con un pabellón donde se puso a disposición del público que visitó la Feria un doloroso pero edificante material sobre el conflicto armado en Colombia.

Doloroso, porque a pesar de que ya conocemos muchas de las tragedias que siguen ensangrentando al país por acción de actores armados que protegen intereses del narcotráfico y del gran capital financiero, ahora en plan de nuevo terrateniente en sectores del Putumayo, Casanare, Guaviare y Nariño, en una perversa alianza con las grandes multinacionales mineras, sufrirlas en videos, fotografías, testimonios, pinturas, carteles, tejidos, objetos, mapas, dioramas, música y demás elementos que el espectador encuentra en un muy bien planeado y pedagógico recorrido, con seguridad le arrugan el corazón al más indiferente.

Edificante, porque los mismos asistentes, en especial los jóvenes a los que se les ha negado nuestra historia, luego de asistir a los talleres que allí se trabajaron tapizaron parte del segundo piso del pabellón con carteles con leyendas como, ¿Es normal que a usted esto le parezca normal? que demuestran que los cientos de muchachos y muchachas que hicieron el recorrido comprendieron que continuar la guerra no sólo es una barbaridad, sino un retroceso de consecuencias impredecibles.

Buena enseñanza cuando sabemos que la minería ha envenenado buena parte de nuestros ríos, poniendo en peligro la sobrevivencia de comunidades ancestrales como la gran nación Huitoto, condenada a desaparecer envenenada por su alimento natural como es la pesca de los ríos Caquetá y Orteguaza. Necesaria reflexión cuando estamos próximos a elegir quien se comprometa con la viabilidad de una Nación en peligro de extinción.

Compartir: