El nuevo caso de agresión sucedido la semana anterior en el hospital municipal Rubén Cruz Vélez, sumado al ya conocido sucedido en la sala de urgencias del Tomás Uribe Uribe, aceleró el proceso que se venía estudiando en esta última entidad para ampliar los servicios de seguridad a su cuerpo médico y administrativo.

Felipe José Tinoco Zapata, gerente de la institución, precisó que se encuentra en estudio la contratación de una empresa de seguridad privada, proceso que se está discutiendo con el sindicato, cuyos miembros se oponen.

Agregó que ya se hizo la solicitud al comando del Segundo Distrito de Policía de la asignación de uniformados que permanezcan en el área de urgencias durante 24 horas, presencia que se mantuvo en el pasado por mucho tiempo.

Entre tanto, en relación con el caso del individuo que golpeó al médico Juan Carlos Ramírez y tres enfermeras, el gerente precisó que este episodio está siendo objeto de seguimiento en la Fiscalía.

También te puede interesar:   Equipo de balonceso en silla de ruedas se queja por imprevisión en el escenario del barrio Buenos Aires
Compartir: