Este plato de la comida criolla que se prepara en las distintas regiones del país tiene en Guabas a una de sus mejores exponentes. Hasta el afamado chef, Franco Basile ha caído rendido ante su sabor típico y ancestral

Para que se antoje. Estes el fiambre vallecaucano con el toque secreto de Margoth, que no es otro que el amor y pasión con los que cocina sin importar que su cliente sea un ministro o un ciudadano del común.

“Mi nombre es Luz Margarita Arango, pero no me gusta que me llamen así, pues imagínese me pusieron nombre de flor blanca y yo conocí a gran parte de la familia y todos somos negros”, así iniciamos el diálogo con esta mujer que a sus setenta y seis años de edad conserva una mente lúcida y sus manos hacen verdaderas obras que rinden homenaje a la gastronomía colombiana.

De su memoria brotan cientos de recuerdos que van desde su infancia cargada de necesidades que compartía con sus seis hermanas, pero que la enseñaron a ser valiente y enfrentar la vida con templanza, valores que inculcó a sus cinco hijos.
Sus ojos que reflejan la mirada de la gente buena guardan aún la gratitud hacía los Campo Montalvo, familia bugueña con la que trabajó siendo apenas una adolescente y donde fortaleció sus dotes de cocinera. “Di con unos buenos patrones, grandes personas que me enseñaron mucho” relata Margot, nombre que decidió adoptar pues el Luz Margarita no es de su agrado.
Fue difícil concentrarnos en el eje central de esta historia, porque la invitada es tan agradable como la sazón que posee y bien podría escuchársele por horas y extraer esa sabiduría que posee y que solo la dan los años.

Pero el tiempo apremiaba y era hora de hablar del fiambre, el plato más tradicional de Guacarí y cuya fama ha trascendido las fronteras, a tal punto que el encopetado hotel Hilton de Cartagena le abrió sus puertas.
El primer fiambre del que tuvo conocimiento fue el que le preparaba su mamá.
“Era sencillo pues solo lleva la hoja de plátano, arroz que nosotros mismos trillábamos, un huevo, papa y cuando había cosecha le agregaba un maduro” dice esta ancestral cocinera que conserva su tradicional acento vallecaucano.

 

También te puede interesar:   Un sueño llamado Esperanza, el primer plan habitacional de casas sin cuota inicial

Ella es Luz Margarita Arango o simplemente Margoth, quien tiene el don de cocinar platos sencillos pero que en su fogón se convierten en auténticos manjares. Además del fiambre en su carta hay sancocho, tamales, atollado de pato, dulces y otras delicias. Puede reservar su plato al 31485432576 3186508830.

El fiambre actual

Un día cualquiera y al ver que mucha gente le pedía preparar para llevar, se sentó a la mesa con sus hijos y decidieron darle forma al fiambre que se sirve hoy.
“Lo primero que decidimos fue conservar la receta tradicional, es decir la de mi madre, pero agregándole algo más y en esa lluvia de ideas propusimos que sobre la hoja de plátano pondríamos arroz, carne de cerdo preferiblemente lomo, el huevo que no puede faltar, chicharrón, chorizo, pollo y maduro” relata esta mujer que es considerada toda una autoridad en la gastronomía criolla, tanto que ha ganado varios premios y ha sido objeto de múltiples reconocimientos por parte de diferentes instituciones de la región y de hecho su cocina que se conoce como el Rancho de Margoth hace parte de Destino Paraíso, un programa gubernamental que impulsa el turismo y rescata los diferentes aspectos de la tradición vallecaucana.

Por su restaurante, que está en el corregimiento de Guabas, a cinco minutos de Guacarí, desfilan cada semana personajes de la política y la vida social del Valle y una de ellas es la gobernadora Dilian Francisca Toro a quien conoce de años atrás pues Margarita se dejó picar por el bicho, de la política y fue concejal de su pueblo y ahí compartió curul con la hoy gobernadora.

Los saberes ancestrales de esta leyenda viviente de la cocina vallecaucana atraparon al afamado Chef Franco Basile quien la visita con frecuencia y además de compartir con ella su experiencia se lleva una que otra receta y la sirve en los hoteles o eventos para los que trabaja.

Compartir: