Su pasión siempre ha sido el atletismo, el deporte base de todas las disciplinas deportivas y al que ha dedicado su vida.

Luis Eduardo Arévalo, entrenador de atletismo de Tuluá.

Las montañas aledañas al corregimiento de La Moralia, municipio de Tuluá, dan testimonio de los primeros pasos que dio Luis Eduardo Arévalo antes de trasladarse a la ciudad de Cali, donde estudió la primaria y el bachillerato para posteriormente ingresar a la Policía Nacional, Intitución en la que sirvió a la patria por largos años. Se pensionó para dedicarse de lleno al atletismo como instructor.

Luis Eduardo, como atleta, tuvo la fortuna de tener como compañero a uno de los mejores fondistas que el centro del Valle recuerde, Víctor Rodríguez, ganador de tres medallas de oro en los 5 mil mts, 10 mil mts y en los 42 kilómetros en 1974, así como campeón suramericano. De él recibió la mayor parte de la información práctica cuando se iniciaba en las pruebas de medio fondo, conocimiento que le ha servido para que los atletas que ha dirigido hayan conseguido 5 medallas panamericanas y más 120 campeonatos nacionales, entre otros títulos, que lo certifican como entrenador con mucha capacidad.

También le puede interesar: Tulueña en Desafío Súper Humanos 2018

“Como deportista, participé en los Juegos Deportivos Departamentales de Sevilla en 1976, en los Juegos de Caficentro en 400 y 1.500 metros. Con el atleta Víctor Rodríguez, organizamos la parte deportiva del campo”, recuerda Arévalo.

¿Por qué es entrenador de atletismo?
Me llamó la atención que en nuestro medio hay mucho talento y que no encontraban quién los orientara, por eso, después de mi trabajo personal pude poner en práctica lo que había aprendido en beneficio de estos jóvenes logrando muy buenos resultados.

Luis Eduardo recuerda con nostalgia cuando participó como atleta en los Juegos Deportivos de Sevilla, donde Tuluá logró el subcam-peonato y espera que se pueda recuperar este título.

¿Fácil o difícil la práctica del atletismo en nuestro medio?
No es fácil. El atletismo no es un deporte cuyos practicantes reciban una remuneración económica, pero da mucha satisfacciones y quienes logran figurar en alguna de las disciplinas de este deporte pueden alcanzar becas en las universidades extranjeras y ser profesionales exitosos. Los atletas en su gran mayoría son de escasos recursos económicos, y sus padres tienen que sufragarles hasta el pasaje del bus sacrificando parte de la canasta familiar.

¿Cuál es su sueño?
Que algún día Tuluá tenga una pista de atletismo en la parte occidental donde está el futuro de esta disciplina deportiva, porque la raza morena ha demostrado tener las condiciones innatas para este deporte. Otro sueño es llevar a un atleta a unos juegos olímpicos.

¿Una satisfacción?
Haber podido clasificar a un mundial a Angie Daniela Córdoba Venté, campeona nacional en multiplex; hoy está haciendo curso de oficial en la Escuela de Policía General Santander en Bogotá, becada por ser una deportista destacada y Daiver Cambindo, que en salto largo logró hacer 8 metros, fue becado en Puerto Rico y es hoy un profesional en Hotelería y Turismo en Chile.

¿Cuál es su opinión del running?
Tengo un alumno, Andrés Santiago Muñoz, que está participando continuamente estas pruebas, aunque es exigente físicamente, son más recreativas y ayudan mucho para los practicantes del cross y es de mucho beneficio para la salud.

¿Cuántos atletas trabajan bajo su orientación?
Actualmente 18 personales y 22 del colegio Liceo Moderno que se preparan para los Juegos Supérate que se realizan este mes.

¿Condiciones para que un atleta triunfe?
Disciplina, voluntad, dedicación y muchos deseos de superación para vencer las dificultades de alimentación, y la falta de escenarios deportivos.

¿Sus mejores prospectos en el atletismo tulueño?
Tenemos a varios, entre ellos Oriana Pardo Saldarriaga que competirá este fin de semana en Bogotá en representación del Valle del Cauca en el Campeonato Nacional sub 18 en lanzamiento de jabalina; Laura Hinestroza Cabezas en salto triple; y Andrés Santiago Muñoz Peña en 2.000 metros obstáculos.

¿En los Juegos Supérate Intercolegiados es buena la participación de escuelas y colegios?
Los profesores encargados de la educación física de las escuelas y colegios parece que por falta de tiempo se dedican más a los deportes de conjunto y el atletismo lo dejan en segundo plano. La participación de Tuluá no es buena porque solo tenemos inscritos en la plataforma un total de 64 deportistas y eso que es el deporte base porque todo el mundo puede correr, saltar y lanzar, pero el trabajo es nulo.

¿Cuál es el reto para los próximos Juegos Departamentales?
Creo que podemos lograr 4 medallas de oro, que nunca las hemos tenido y poder contribuir a que Tuluá vuelva a ser potencia deportiva del Valle.

¿La pista de atletismo de Tuluá es vital para el deporte de la región?
Se requiere una pista sintética de regupol como la tiene el Pascual Guerrero, es una pista rápida y fácil de hacer marcas donde no solo los atletas tulueños puedan practicar cómodamente sino los deportistas de los municipios vecinos que carecen de una apropiada.

Lo que más emociona a Luis Eduardo Arévalo es haber contribuido con sus enseñanzas y consejos a que muchos deportistas tulueños lograran su éxito en los ámbitos deportivo y personal dejando en alto los colores deportivos de la Villa de Céspedes.

También te puede interesar:   ¡Orgullo colombiano! Esteban Chaves gana la etapa 6 del Giro de Italia
Compartir: