El año que recién termina ha dejado varias estadísticas que permiten intuir que fue un año de tranquilidad para varios municipios del centro y norte del Valle. Pero también permite determinar a las autoridades las localidades de injerencia del semanario EL TABLOIDE, donde más hechos violentos se presentaron.

En la Villa de Céspedes el año 2018 cerró con 102 homicidios, cifra que difiere de la presentada por las autoridades, que señalan que se registraron 99 hechos.
De acuerdo con la recopilación de la información, en el corazón del Valle los violentos actuaron en 49 sectores del municipio, tanto urbanos como rurales.

Este análisis permite indicar que el corregimiento de Aguaclara fue el sector más utilizado por los sicarios, pues allí fueron asesinadas nueve personas, mientras que en el centro de la ciudad fueron ultimadas seis. Entre tanto en el barrio La Esperanza, al occidente de la ciudad, y en el barrio Victoria, al oriente, se presentaron cinco muertes violentas respectivamente, seguidos del barrio San Pedro Claver con cuatro hechos y la vereda Cienegueta con igual número de homicidios.

Por su parte los barrios de Farfán, La Inmaculada, Villa Liliana, Estambul, San Antonio y Fátima registran tres casos cada uno. Los otros 37 sectores del municipio registran de a dos y un caso.
Este año, según las estadísticas, las muertes violentas se presentaron en rango de edades de la siguiente manera: de cero a 15 años fueron asesinadas tres personas; de 16 a 20 años los sicarios acabaron con la vida de 20 ciudadanos; entre 21 años y 25 fueron ultimadas 15 personas. Las víctimas de los sicarios en el rango de edad de 26 a 30 años fueron 14; mientras que entre los 31 y los 40 años fueron asesinadas 28 personas. Finalmente los mensajeros de la muerte atacaron a 21 personas en edades entre los 41 y los 60 años y mayores de 61 años de edad fue asesinada una sola persona.

(AF) Arma de Fuego, (AB) Arma Blanca, (AT) Accidente de Tránsito, (Suic.) Suicidios.

Los planes de seguridad planteados por las autoridades de Policía en Tuluá, permitieron durante el 2018 desmantelar 11 bandas criminales que operaban en diferentes sectores del municipio, logrando la captura de 62 personas sindicadas del delito de homicidio, 24 más que las realizadas en el año 2017.
En Tuluá la accidentalidad presentó una reducción frente a las muertes presentadas en el año 2017, cuando fueron reportadas 33 muertes, frente a las 22 del año 2018.
Otra cifra que enmarca una reducción es la muerte de mujeres por diferentes causas en la ciudad, en el 2018 fallecieron 9 mujeres mientras que en el 2017 perecieron 17.

Otros municipios

En los municipios de injerencia del EL TABLOIDE, las acciones de las autoridades también permitieron que los índices de seguridad bajaran, en otros no se logró la meta pero continúan las acciones para buscar que en el 2019 la seguridad sea la reinante.

Los municipios que presentaron una disminución en el accionar delictivo son Buga, Roldanillo, La Unión Sevilla, Caicedonia, Trujillo, Riofrío, Yotoco y San Pedro.
De otro lado, las autoridades de policía en el departamento permitieron indicar que las localidades que deberán recibir atención directa por parte de los organismos de seguridad son Tuluá, Andalucía, Bugalagrande, Zarzal, La Victoria, Bolívar y Guacarí, poblaciones que presentaron incrementos en sus muertes violentas con respecto al año 2017.

Los municipios de Toro, en el norte del Valle, mantuvo la estadística de 12 muertes violentas durante el año 2018, cifra igual a la presentada en el 2017.

El suicidio

Pese a considerarse una problemática de salud pública, las autoridades en varias poblaciones del departamento debieron atender diferentes hechos de suicidio. Durante el año que recién termina se reportaron en los municipios de injerencia de EL TABLOIDE, 44 decesos relacionados con el suicidio.
Estas personas utilizaron diferentes elementos para ponerle fin a sus vidas, entre ellos el arma de fuego, la soga o un cable y sustancias químicas.
En el año 2017, las autoridades dicen que en las mismas 17 localidades se presentaron 34 muertes por suicidio.

Los accidentes

Los municipios de Yotoco y Zarzal para el 2018 presentaron un incremento elevado en las muertes por accidentes de tránsito.
Yotoco pasó de tener un registro de nueve casos a 24, hechos que según las autoridades afectan a esta localidad por estar regida por la Troncal del Pacífico y la vía Buga- Buenaventura, una de las vías de mayor accidentalidad en el departamento.

Entre tanto Zarzal, que tenía en su reporte siete casos en el 2017, pasó a cerrar el año 2018 con 16.
Caso opuesto para los municipios como Andalucía que pasó en el 2017 de registrar 13 muertes en accidentes de tránsito a 5 siniestros en el 2018.
El municipio de Riofrío también presentó una reducción de 6 casos en el 2017, pasó a tener solo 2 muertes por esta modalidad.

También te puede interesar:   Freno a ambulancias es urgente, varios accidentes se han causado por el acelere al cubrir emergencias
Compartir: