Para que el Estatuto Anticorrupción salga avante deben votar más de 12 millones de colombianos, de los cuales seis millones deben ser por el SI.

La casa del barrio Victoria donde habitaban las hermanas Navarrete estaba en completo abandono y casi en ruinas. Las dos adultas mayores solo podrán volver al lugar si se les contrata un cuidador permanente.

Luego de una larga lucha por parte de varios senadores de la república por la consulta antico-rrupción esta salió avante y permitió al presidente de la república, Juan Manuel Santos, firmar el decreto 1028 del 18 de junio que convoca nuevamente a los colombianos a las urnas para el próximo 26 de agosto.

En este proceso de consulta los colombianos votarán SI o NO por los siete mandatos que contempla la iniciativa. Para lograr que esta propuesta tuviera cabida en el Senado, los ponentes salieron a las calles para recoger más de cuatro millones quinientas mil firmas entre enero y julio del año pasado, de esta manera se obtuvo el aval de conveniencia por parte de la plenaria del Senado de la República, que el pasado 5 de junio, en una votación unánime de 84 votos a favor y cero en contra, logró que fuera aprobada.

La bancada Verde

El trabajo realizado por el Partido Verde, en cabeza de la senadora Claudia López Hernández, una de las ponentes del proyecto, logró poner de acuerdo a las bancadas en el Congreso para que votaran favorablemente su propuesta. La iniciativa enfrenta ahora su mayor reto y es convocar a la cantidad de personas necesaria para superar el umbral de participación que determina la ley, según la cual, para que tenga validez, debe votar por lo menos el 30 % del censo electoral vigente. Es decir, para que los puntos planteados en el estatuto sean de obligatorio cumplimiento deberán sufragar unos 12 millones de colombianos el próximo 26 de agosto, de los cuales al menos la mitad mas uno, es decir algo mas de 6 millones deberan votar SI a cada una de las siete preguntas para que se vuelvan de estricto cumplimiento.

La Registraduría

Es así como la Registraduría Nacional una vez recibió el decreto, empezó la preparación necesaria para garantizar la realización de la consulta, que busca configurar una serie de medidas legislativas que den pie a una política más transparente a través de siete mandatos.

Los puntos

En la consulta antico-rrupción los colombianos encontrarán planteamientos como bajarles el salario a los congresistas, eliminar el beneficio de casa por cárcel a condenados por corrupción, tener pliegos en toda clase de contrataciones, vigilar el presupuesto participativo a través de audiencias públicas, acabar con los contratos a dedo, obligar a los altos funcionarios a que rindan cuentas de su gestión y sus ingresos personales y limitar al máximo tres períodos el tiempo de permanencia en las corporaciones públicas.

El llamado

Para la Senadora Claudia López Hernández se viene un proceso más complejo que el que se libró en el interior del Congreso y es lograr las mayorías ciudadanas en las urnas.
“Esta es la oportunidad para que los colombianos que rechazan la corrupción salgan masivamente el domingo 26 de agosto a depositar su voto y así aprueben las medidas que consideren necesarias para garantizar mayor transparencia en los procesos del estado”.

A partir del mes de diciembre de 2018, una vez se supere la votación el Congreso está obligado a tramitar las normas ordenadas. Si antes de un año no lo hacen la presidencia lo podrá expedir por decreto.

También te puede interesar:   El Caucherazo
Compartir: