El Tabloide

Las presuntas irregularidades que encontró la Fiscalía en las elecciones al Congreso

Néstor Humberto Martínez

En todos los casos, los fiscales y los investigadores ponen al descubierto complejos entramados de corrupción creados con el propósito de alterar el proceso democrático

Como resultado de las investigaciones adelantadas por la Fiscalía para garantizar la transparencia e integridad de las recientes elecciones al Congreso de la República se encontraron presuntas irregularidades en distintas regiones del país.

Entre los capturados por los presuntos hechos se encuentran funcionarios de diferente nivel y se logró la identificación de más de dos mil intermediarios que habrían favorecido a candidatos al Congreso.
En todos los casos, los fiscales y los investigadores ponen al descubierto complejos entramados de corrupción creados con el propósito de alterar el proceso democrático.
En Barranquilla, hoy se presentó la segunda fase de la “Operación Casa Blanca” en la que se descubrió una red de compra de votos para favorecer  a la candidata Aida Merlano, en la ciudad de Barranquilla y otras ciudades del Atlántico.
Gracias al trabajo de más de 50 investigadores de la Fiscalía y de más de 2.112 horas de video y audios recaudados, se pudo establecer que, en realidad, se trataba de una organización delictiva que operaba como una empresa al servicio de campañas políticas. 
Para las elecciones de Congreso en el 2018, esta organización criminal funcionó al servicio de otras campañas electorales y no solamente atendió a la senadora electa Aída Merlano. 
Las pruebas muestran que Casa Blanca también funcionó a favor de la candidata Lilibeth Llinás (número 107 en el tarjetón de su partido para la Cámara de Representantes por el Atlántico), quien no fue elegida.
También se identificó presunta compra de votos al senado en Ciénaga  (Magdalena), donde la Fiscalía solicitará audiencia de imputación de cargos contra el alcalde de Ciénaga y compulsará copias a la Corte Suprema de Justicia contra el senador electo Fabián Castillo.
Además, en Medellín también se habría presentado la supuesta compra de votos.
Ahí, un Fiscal investiga los hechos según los cuales la campaña de Margarita Restrepo, candidata a la Cámara de Representantes, reelegida al Congreso, ofreció a sus votantes, de manera subsidiada, viajes a San Andrés Islas, tabletas y televisores de
49 pulgadas.
Con base en los elementos materiales probatorios de esta investigación, el fiscal de conocimiento compulsó copias a la Corte Suprema de Justicia contra la representante Margarita Restrepo.
En Bogotá, desde noviembre de 2017, Julián Gutiérrez, contratista de la Secretaría de Integración Social de Bogotá, supuestamente exigió a las profesoras de jardines infantiles de la localidad de Kennedy que votaran de forma direccionada por el
candidato a la Cámara, Diego Caro, y su fórmula al Senado, María Fernanda Cabal, con la amenaza de que en caso de no hacerlo, no se les renovarían sus contratos.
De hecho, para confirmar el compromiso, les exigió la elaboración de un listado con el nombre de al menos diez (10) familiares, sus números de cédula y barrio de residencia y la participación en reuniones a las que asistieron mínimo veinte (20) personas. 
A algunas de ellas habría asistido como veedor el señor Jhon Francisco Rodríguez, subdirector regional de la Secretaría de Integración Social de la localidad de Kennedy.
Por estos supuestos hechos, el próximo 3 de julio serán imputados por los delitos de constreñimiento y corrupción al sufragante Julián Gutiérrez (contratista) y Jhon Francisco Rodríguez (subdirector regional de Kennedy de la Secretaría de Integración Social del Distrito).
También se hallaron presuntas irregularidades en Cauca y Soledad, Atlántico.
NoticiasRCN.Com
Compartir: