La sesión plenaria del Concejo Municipal del pasado jueves se convirtió en el muro de los lamentos. La vida nocturna se acaba.

Los concejales escucharon a los voceros de los comerciantes nocturnos de la Villa de Céspedes y varios de los ediles compartieron la preocupación de los voceros.

Angustiados y decepcionados son dos de las palabras que por estos días pronuncian los propietarios y administradores de los establecimientos nocturnos de la Villa de Céspedes.

Los voceros de este sector de la economía local se hicieron presentes en la sesión plenaria del Concejo Municipal para exponer lo que ellos consideran un abuso de autoridad y atropellos constantes por parte de los funcionarios de las secretarías de Planeación y Gobierno que actuando a nombre del alcalde cierran sus locales, imponen comparendos y ejercen todo tipo presiones.

“Acá nos asombra que mientras nos llaman a concertar y aportar al plan de desarrollo, por otro lado nos dan garrote” afirmó Ferney de Jesús Beltrán, propietario de PaisaArlex.
Alfredo Marín, vocero de los comerciantes fue más allá y se preguntó si el alcalde no está prevaricando pues mientras presionan y multan a unos, otros siguen funcionando.

“El tema es complejo pues están tirando a la calle a los comerciantes nocturnos y con nosotros a cientos de familias que viven de esta actividad” precisó.
A su turno la cantante Claudia Monsalve, propietaria de un local comercial relató que su negocio fue cerrado sin que existiera una justa causa y con todos los documentos en regla.
“El panorama es desolador, no sabemos qué hacer y estas actuaciones del alcalde y sus funcionarios nos tiene enfermos a todos” añadió la artista y empresaria tulueña.

Los cambios continúan

En respuesta a las denuncias de los comerciantes nocturnos, el secretario de Planeación, Julio César Arias, dijo que en el caso de la zona rosa no tiene reversa e insistió que este sector se convertirá en una especie de ruta gourmet donde se pueda convivir en paz y tranquilidad pensando para ello en los vecinos que por años han sido atormentados.
“Nada se ha hecho a escondidas, pues los mismos comerciantes han tomado parte en los procesos de conciliación del POT” dijo Arias.

Agregó que los sitios que generen alto impacto por ruido tienen en la salida sur el lugar para funcionar siempre y cuando cumplan con las normas existentes.
El funcionario insitió que las puertas del diálogo siguen abiertas para todos los sectores.

También te puede interesar:   Domingo, Día de la Familia en la Institución educativa Corazón del Valle
Compartir: