El caso donde las señales de piso indican un giro pero tanto la vertical de la derecha como la de pared al fondo lo prohíben.

Desde algunos sectores de la ciudad se han emitido conceptos positivos por la nueva demarcación de piso que se está haciendo en distintos puntos. Lo que no ha sido bien visto es el olvido o quizás improvisación al dejar las antiguas señales que indican todo lo contrario a lo que se encuentra pintado en la vía.

El caso presente se halla en la carrera 33 con calle 39 del barrio Fátima, donde las señales de piso indican un giro pero tanto la vertical de la derecha como la de pared al fondo lo prohíben. La pregunta de los transeúntes es qué deben hacer en este caso, a qué señal obedecer. Y parece que como este hay otros casos en otros sectores.

También te puede interesar:   Feria 62 de Tuluá, dejó $ 372 millones de utilidad
Compartir: