Servidores de la casa de salud realizaron este viernes una marcha para tratar de sensibilizar a las entidades deudoras. La EPS que más le debe al Tomás Uribe Uribe es Medimás con $ 16 mil millones y le sigue Coomeva.

Trabajadores y empleados del hospital departamental Tomás Uribe Uribe adelantan diversas actividades para llamar la atención de las EPS cuyos incumplimientos en los pagos tienen a la institución al borde de una crisis grave.

Empleados y trabajadores, tanto médicos como administrativos, del hospital departamental Tomás Uribe Uribe paralizaron por varias horas la doble calzada Tuluá-Buga en protesta por la situación económica que atraviesa la casa de salud debido a la falta de pago de las EPS.

Los manifestantes marcharon hasta la sede del Sena Clem en la vía a San Pedro y regresaron a la sede hospitalaria donde se tenía dispuesto un sancocho comunitario tal como ya lo habían hecho el pasado lunes.

Rodolfo Borja, presidente del Sindicato Nacional de la Salud y la Seguridad Social, Sindess seccional Tuluá, dijo que las deudas impagadas de las EPS están ahorcando al hospital y ello tiene en riesgo la subsistencia de la entidad.

“Las deudas acumuladas de las EPS suman ya $32 mil millones, 16 mil de ellos a cargo de Medimás que está cargando $12 mil millones que le dejó Cafesalud; le siguen Coomeva, Emssanar y la Nueva EPS” agregó al directivo sindical.

Señaló que actualmente la ESE departamental está facturando $ 4.500 millones pero el más reciente giro de las EPS llegaron apenas a $ 617 millones lo que alarga cada vez más el déficit de la institución.
Extraoficialmente se anunció que la EPS Coomeva haría este fin de semana un abono a la deuda contraída con el hospital por $ 600 millones, cifra que aporta poco a la situación.

La crisis financiera de la entidad empieza a afectar también a empleados y trabajadores a quienes ya se les deben dos meses de salarios, deudas que se suman a las de los proveedores cuyo monto se aproxima a los $ 35 mil millones.

De la situación está enterada la gobernadora del Valle, Dilian Francisca Toro, quien en varias ocasiones ha protestado contra las EPS que tienen en dificultades a la red pública. A comienzos de año, la mandataria hizo un aporte cercano a los $ 4 mil millones para pagos de salarios y algunos proveedores.

“Recientemente estuvimos en el Ministerio de Salud donde expusimos la gravedad de la situación pero no encontramos respuestas concretas, solo algunos compromisos y promesas que hasta el momento no se han cumplido” puntualizó Borja.

También te puede interesar:   Coomeva aún no le paga al Hospital Tomás Uribe Uribe
Compartir: