Se amplió a 25 el número de cuadrantes en Tuluá. La ciudadanía espera mayor respuesta por parte de la Policía a los llamados de emergencia, pues asegura que hay números que no son contestados por los responsables.

El Modelo Nacional de Vigilancia Comunitaria por Cuadrantes es un método de trabajo que asumió la Policía Nacional para prestar el servicio a la comunidad por sectores establecidos por cada municipio.
El personal uniformado asignado para estos cuadrantes, tiene como misión especial buscar e identificar las problemáticas y manifestaciones de violencia y criminalidad que atentan contra la convivencia y seguridad ciudadana en sus sectores y a partir de allí generar herramientas de corresponsabilidad que permitan mitigar estos fenómenos.

 

¿Es un cuadrante?

Es un sector geográfico fijo que a partir de sus características delictivas, contravencionales, sociales, demográficas, geográficas y económicas recibe distintos tipos de atención de servicio policial, estos sectores en la actualidad cuentan con presencia permanente de la policía al mando de un oficial o del nivel ejecutivo de mayor rango, además cuenta con líneas telefónicas específicas para que la comunidad pueda denunciar a tiempo la presencia de personas extrañas en sus sectores o la comisión de diversos delitos en los diferentes barrios de Tuluá.

¿Como están distribuidos?

En la actualidad, la Villa de Céspedes cuenta con 25 cuandrantes para atender 136 barrios, tres corregimientos y sus veredas, callejones y sectores residenciales respectivos.
Estos cuadrantes se encuentran al mando de seis oficiales y dos suboficiales del nivel ejecutivo que coordinan el buen funcionamiento de estos en el municipio.
Para las autoridades y algún sector de la ciudadanía, la aplicación de este modelo le ha permitido mejorar sus resultados operativos permitiendo la captura de personas en la comisión de delitos como el homicidio, el hurto, la extorsión y el tráfico de estupefacientes.

Pero hay quejas

Entre tanto, la comunidad en diferentes sectores del municipio ha mostrado reparos con el plan de seguridad por cuadrantes, pues en ocasiones cuando han sido llamados por la ciudadanía no son atendidos oportunamente por parte de las patrullas.
Las respuestas que ha recibido la comunidad frente a estas inquietudes se basan en el daño de los celulares, en algunas oportunidades, aislando la comunicación con la comunidad.
Se espera que con los rediseños realizados por el comadante de la Policía del Distrito y de Estación Tuluá, la percepción de seguridad y la respuesta a los llamados de emergencia sean oportunos.

 

También te puede interesar:   Guacariceño fue asesinado en Cartago
Compartir: