El fármaco, que en principio estaba pensado para combatir la osteoporosis, aún está en su fase experimental.

La calvicie puede dejar de ser un problema. Científicos británicos avanzan en las pruebas de un fármaco, destinado en un principio a tratar la osteoporosis, que sería capaz de estimular los folículos capilares, según el artículo publicado en la revista PLOS Biology.

Nathan Hawkshaw, investigador de la Universidad de Mánchester, es uno de los responsables de este desarrollo experimental que podría marcar el inicio de una nueva etapa en la lucha contra la caída del cabello. “El hecho de que este nuevo agente promueva el crecimiento del pelo es emocionante debido a su potencial de traslación”, señaló el especialista, quien agregó que “podría suponer una diferencia real para las personas que sufren la pérdida del cabello”, dijo Hawkshaw al diario The Independent.

Hasta el momento, la medicación fue probada en el laboratorio, durante seis días, con folículos capilares donados por más de 40 pacientes que se realizaron trasplante de cabello. Al poco tiempo, los folículos ya habían pasado a la fase activa de ‘anágeno’ del crecimiento y el pelo comenzó a crecer.

En solamente dos días, la tasa de producción de cabello había aumentado de manera significativa.

Mientras continúan las pruebas, en la actualidad, solamente hay dos fármacos —minoxidil y finasteride— que se utilizan para tratar la calvicie de patrón masculino y, aunque moderados, ambos tienen efectos secundarios. Además, sus resultados, en general, no son los esperados. Por eso, hoy en día, el trasplante resulta la opción más segura.

También te puede interesar:   Hace 20 años la ortodoncia era lujo de pocos, empresa tulueña facilitó su acceso.
Compartir: