Los jurados con algún impedimento para cumplir con esa función deben comunicarlo. Además la próxima semana se iniciará el desmonte de vallas, pendones y pasacalles que violen la normatividad.

A pesar de las notificaciones hechas por la Secretaría de Gobierno a los dirigentes políticos sobre la instalación de su publicidad, muchos han hecho caso omiso y la ubican de manera dispersa.

Se eligieron los jurados que estarán en las mesas de votación dispuestas por la Registraduría Nacional del Estado Civil para los comicios electorales tanto para las parlamentarias de marzo como para las presidenciales de mayo y junio si hay segunda vuelta.

De acuerdo con Carlos Octavio Quitián Martínez, secretario de Gobierno y Convivencia Ciudadana del municipio, el proceso se surtió en seguimiento a las disposiciones emanadas por el máximo organismo electoral y contó con la participación del Comité de Garantías Electorales del municipio y voceros de los movimientos políticos.
El listado de los jurados ya se encuentra colgado en la página web de la Registraduría Nacional del Estado Civil con las especificaciones de tiempo y lugar, tanto urbano como rural, en donde deberán estar así como las causales sancionatorias en caso de no asistir a este deber ciudadano.

De otro lado, Quitián Martínez anunció que, a partir de la próxima semana, su dependencia, a través de la Patrulla del Espacio Público, acompañada por uniformados de la Policía, iniciará el desmonte de la publicidad electoral instalada violando las normas del Decreto expedido para regular esta actividad.
“Ya hemos notificado a los movimientos y partidos políticos que han instalado publicidad electoral sin la observancia de las normas y, aunque hubo conminación para su desmonte, vamos a proceder con aquellos que hicieron caso omiso a la recomendación” precisó el Secretario de Gobierno.

El funcionario señaló que a los infractores del acto administrativo expedido el mes anterior, se les aplicará tanto las sanciones contenidas en el Decreto mismo como las contempladas en la Ley 1801, conocida también como Código Nacional de Policía.
Quitián puntualizó señalando que en esta ocasión se ha percibido una mayor indisciplina tanto en la falta de los permisos que se deben solicitar ante Planeación Municipal como en la instalación de la publicidad en sitios no permitidos.

También te puede interesar:   La oposición venezolana intenta combatir la abstención en elecciones
Compartir: