Los operativos durante las madrugadas de los fines de semana serán reforzados con el ingreso de cinco nuevos guardas de tránsito.

El decreto que prohíbe la circulación de las motos de cualquier cilindraje durante los fines de semana, tendrá excepciones para quienes requieran permiso especial.

A partir del 1 de febrero entrará de nuevo en vigencia el decreto que restringe la circulación de motos en la ciudad los fines de semana, entre las 12 de la noche y las 5 de la mañana.
La decisión fue tomada durante el primer Consejo de Seguridad del presente año tras la revisión de las estadísticas recogidas del año anterior, en el tiempo de vigencia de la disposición, en el que se redujo la accidentalidad en las madrugadas de los fines de semana en un 93 %.

De acuerdo con Carlos Octavio Quitián Martínez, secretario de Gobierno Municipal, la medida será reforzada con el nombramiento de cinco nuevos guardas de tránsito que llegarán para fortalecer los operativos en esos horarios los viernes y sábados así como los domingos cuando el lunes sea festivo.
“El Decreto regirá hasta el 31 de diciembre del presente año y esperamos con ello reducir aún mas la accidentalidad a la vez que podamos fortalecer la percepción de seguridad que hoy se vive entre los tulueños” agregó.

Otra medida que surgió en el marco del Consejo de Seguridad, solicitada por la Policía, tiene que ver con la intensificación de los operativos contra los denominados establecimientos problema y que ya han sido objeto de cierres con anterioridad.
“Se trata de actuar de manera más contundente contra aquellos negocios que perturben la tranquilidad ciudadana, que estén sirviendo para el consumo de estupefacientes o que se estén prestando para el microtráfico. Estos establecimientos serán cerrados de manera definitiva” anunció el Secretario de Gobierno Municipal.
Puntualizó que ya hay alrededor de 30 negocios identificados entre tiendas, licoreras, discotecas, billares y juegos de sapo, entre otros.

También te puede interesar:   Levapán adportas de una sanción, se investiga posible responsabilidad en turbiedad de las aguas del río Tuluá
Compartir: