Te motivará a cuidar el océano

La basura que es arrojada diariamente a los océanos es la responsable de que Fresbee y otros animales tengan que vivir de esta manera 

Our Story

Océano Atlántico. Los animales sufren las consecuencias de la contaminación,  como esta pobre foca que tuvo que vivir  con un platillo volador incrustado a su cuello por un largo tiempo y que, evidentemente le trajo consecuencias.  Esto, debido a la basura que abunda desmedidamente en los océanos. Por fortuna Fresbee se encuentra en buen estado y ha regresado a las aguas oceánicas para ser libre.

Según los medios de comunicación, Frisbee era una foca del océano Atlántico, la cual desde muy pequeña quedó atrapada en un platillo volador de plástico en su cuello, mismo del que por mucho tiempo no se pudo deshacer, lo que le provocó que sufriera daños terribles. 

Este es uno de los grandes problemas a los que suelen enfrentarse animales marinos, que en ocasiones pueden quedar atrapados en los plásticos contaminantes de las aguas oceánicas, como le pasó a la foca Frisbee.

La foca vivió por mucho tiempo con este daño, hasta que un día de suerte Frisbee fue rescatada por un grupo de trabajadores de la Sociedad Real para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales (RSPCA) de Reino Unido, los cuales notaron de inmediato el daño que esta presentaba.

Rescate de la foca Fresbee

Los trabajadores de RSPCA se quedaron impresionados cuando vieron el cuello de Frisbee, el cual se encontraba en pésimas condiciones, pues el platillo volador había causado severas heridas, lo que le impedía alimentarse con normalidad. 

 

Al ver esto, los empleados de RSPCA mencionaron este tipo de daños es causado por los seres humanos, pues antes de tirar la basura no nos detenemos a pensar en los daños que le podríamos causar a los animales del océano y al resto de la fauna, los cuales suelen ser tan indefensos que no son capaces de liberarse tan fácilmente de algunos objetos o plásticos, como en el caso de Fresbee. 

Luego de rescatar a Fresbee del océano las personas protectoras de animales se propusieron un gran reto el cual consistía en liberar a la foca del plato volador de plástico, así como también alimentarla, pues se encontraba muy desnutrida ya que debido a su problema en el cuello no podía alimentarse al igual que sus demás compañeras.

Fresbee es una hembra adulta que una vez que fue rescatada por RSPCA la llamaron de esta manera, e internada en el Centro de vida salvaje de East Winch, Inglaterra, en donde fue sometida aun programa de rehabilitación de 5 meses, en los cuales dio un gran cambio pues su peso pasó de 67 kilogramos a 180 kilogramos. 

Regreso de la foca Fresbee al océano

Los rescatistas quedaron muy impresionados cuando vieron que Fresbee había mejorado en tan poco tiempo, sobre todo en su cuello donde el daño era mayor, y debido a los cuidados de los especialistas su mejora fue posible, tanto que decidieron regresarla al océano para que pudiera seguir disfrutando de su hábitat natural.    

Los rescatistas se dieron cuenta del daño que les podemos causar a los animales con la basura que diariamente es arrojada al océano, y por la cual decenas de animales son dañados gravemente, pues además de quedar atorados también corren riesgos al ingerirla.  

Por fortuna Fresbee se encuentra en buen estado y ha regresado a las aguas oceánicas para ser libre, solo que esta vez esperamos no se tope con algo que la pueda meter de nuevo en problemas. 

También te puede interesar:   Hace 20 años la ortodoncia era lujo de pocos, empresa tulueña facilitó su acceso.
Compartir: