El municipio de Tuluá, la Dian y el banco BBVA adelantan procesos coactivos contra el exjugador de fútbol, La próxima semana entrará a remate la hacienda San Tino, cuyo avalúo catastral supera los 2700 millones de pesos.

Exjugador de fútbol, Faustino Asprilla Hinestroza

La joya de las propiedades del exjugador de fútbol, Faustino Asprilla Hinestroza, la hacienda San Tino, se encuentra en proceso de embargo y remate por parte del banco BBVA y el municipio de Tuluá, el primero por un préstamo impagado y el segundo por impuesto predial. 

El predio, de 29.4 hectáreas de extensión, está siendo embargado por la sede bancaria de Acopi Yumbo luego de que, hace diez años, le hiciera un prestamo por $400 millones para invertir en la financiación de una empresa reencauchadora y que el exfutbolista se ha negado a cancelar.

También le puede insertar: El Newcastle United de la Premier League donde brilló el ‘Tino’ Asprilla está a la venta

Según fuentes del BBVA, una vez surtidos todos los pasos requeridos para recuperar el capital, sus directivas llamaron a Asprilla Hinestroza a un arreglo que finalmente no atendió y se decidió entonces por el cobro jurídico. De acuerdo con el edicto publicado, el 24 de octubre se procederá a su remate.

San Tino fue adquirida por Asprilla poco después de que saliera de Colombia para jugar con el Parma de Italia, convirtiéndose desde entonces en el sitio preferido para las múltiples reuniones sociales del jugador. Actualmente tiene un avalúo catastral de $2.748.104.315 y se encuentra en manos de un secuestre.

Completamente deshabitada se encuentra la hacienda San Tino que por mucho tiempo fue sitio de reuniones de las más importantes personalidades del fútbol y la farándula nacional. La otra semana entrará a remate.

 

También te puede interesar:   A estudio presupuesto municipal de 2018

Más deudas

Entre tanto, desde el municipio también se viene impulsando un embargo contra todos los bienes del exjugador, en este caso dos haciendas cañeras y tres lotes habitacionales situados en el barrio Alvernia de Tuluá. Uno de ellos se encuentra situado contiguo a la actual sede de Cortuluá, en ese mismo sector.

Según se pudo conocer, las deudas contraídas con el fisco municipal alcanzan los 516 millones de pesos por concepto de impuestos dejados de pagar desde su adquisición hace varios años.
El proceso contra Asprilla se encuentran en etapa coactiva y de ahí siguen medidas cautelares para finalmente proceder al embargo de los bienes y posterior remate.

También desde la Dian se reportó una deuda por cerca de $250 millones a cargo del Tino Asprilla, pero se ignora en qué etapa se encuentra el proceso que se sigue allí. Tanto esta deuda como la del municipio tienen prelación a la hora de rematar los predios embargados.

Tras conocerse la información, EL TABLOIDE contactó a Víctor Manuel Osorio “Caremonja”, para, a través suyo, tratar de conocer un pronunciamiento del Tino Asprilla pero al cierre de esta edición no se había producido el contacto.

Compartir: