Nueve personas que se dedicaban a esta actividad fueron detenidas por el Ejército pero liberadas horas después. Voceros del asentamiento La Balastrera aprovecharon para recordar su plan de vivienda.

Un grupo de carretilleros que también se dedicaba a la quema de carbón se tomó la calle 25, frente a la Alcaldía Municipal, en la tarde del miércoles, para protestar por la obstrucción a esta práctica.

Definitivamente las quemas de leña para la extracción de carbón desaparecerán en los próximos días, decisión que fue adoptada por la Administración Municipal en atención a disposiciones ambientales del orden nacional y atendidas por quienes por mucho tiempo vivieron de esta práctica.

La medida fue recalcada tras la reunión sostenida por voceros de los carboneros, acompañados por algunos carretilleros, con el alcalde Gustavo Vélez quien les informó que en atención a las normas ambientales del orden nacional, la extracción de carbón deberá ser suspendida. Voceros de los carboneros aceptaron lo dispuesto por el alcalde pero, a su turno, solicitaron el acompañamiento de las autoridades locales para la apertura de un plan de vivienda para quienes han vivido de este negocio tanto en La Balastrera como en el sector de Aguaclara.

En ese mismo sentido se pronunciaron los residentes en ese asentamiento subnormal quienes le recordaron al mandatario su compromiso en torno a un plan de vivienda para 158 familias que desde hace muchos años residen en las orillas de la carrilera, en el sector sur de Tuluá.

“El alcalde dijo que efectivamente estaba trabajando en la consecución de un lote para un plan habitacional para nosotros pero que deberíamos empezar por hacer un ahorro programado hasta la suma de $ 1.200.000, cifra inalcazable para nostoros puesto que no tenemos un trabajo estable” señaló la líder de esa comunidad, María del Pilar Arce.

Un tema sobre el que no se hizo ningún avance, a pesar de ser una petición de los carretilleros, tiene relación con la reposición de vehículos teniendo en cuenta que, por disposición nacional, las carretillas deberán salir de circulación en dos años.

También te puede interesar:   Nuevos derrumbes por aguaceros en zona rural de Tuluá
Compartir: