La niña se encuentra recluida en un centro asistencial de Tuluá, recuperandose de las lesiones y el trauma que le generó el hecho.

Los lectores de la página web de EL TABLOIDE pudieron ver y escuchar el desgarrador testimonio de Luz Amanda Isaza y Walter Millán Isaza, abuela y tío de la menor violentada esta semana, a instancias del periodista Arlez Edinson Aguirre.

Pasadas las seis de la tarde del pasado jueves y luego de algo más de cuatro horas de audiencia, el juez cuarto penal municipal con funciones de control de garantías y tras escuchar las acusaciones de la Fiscalía y las exposiciones de la defensa, resolvió dictar medida de aseguramiento en centro carcelario al hombre que el pasado miércoles, al parecer, accedió carnalmente a una menor de 13 años de edad, en hechos registrados en una vivienda del barrio Bosques de Maracaibo en la Villa de Céspedes.

En la audiencia se cumplió con la legalización de captura, formulación e imputación de cargos y la medida de aseguramiento, procedimientos que según el Juez Cuarto Penal Municipal de Control de Garantías y la defensa encontraron adecuados por parte de las autoridades que protegieron la integridad de este hombre, cuando vecinos de la vivienda de la menor, presuntamente abusada, intentaron lincharlo y posteriormente destruyeron su vehículo. Estos actos se registraron en las afueras de una casa del barrio La Inmaculada.
Durante las exposiciones de ley y los interrogantes hechos por el Juez al imputado, éste siempre se declaró inocente de las acusaciones que realizó la Fiscalía.

Los hechos

De acuerdo con lo expuesto en la audiencia por parte del ente acusador, la joven menor de edad, quien reside en una vivienda del barrio La Inmaculada junto a su abuela, sus hermanos y otros familiares, al parecer fue abordada por un hombre que fue identificado por sus familiares y posteriormente por las autoridades como Luis Armando Sánchez Osorio, de 54 años de edad.
El drama para esta familia que vive en precarias condiciones se inició cuando la niña salió de su casa a llevar unas boletas al sector de Bosques de Maracaibo.

La abuela de la menor, Luz Amanda Isaza, relató que la joven en ningún momento fue vendida por ellos como lo han dicho algunas personas, al hombre que hoy es sindicado del abuso sexual. El relato muestra la angustia de esta mujer que se gana la vida vendiendo boletas en la ciudad.
“Yo estaba terminando de hacer el almuerzo, cuando mi hija me llamó a los gritos para que subiera rápido, cuando llegué vi como la niña sangraba en sus partes nobles. Yo le preguntaba qué pasó, qué le hicieron y ella seguía callada hasta que nos dijo que la habían violado y que sabía quién era y fue cuando nos dijo que había sido el señor Armando”, relata la humilde mujer.

Por su parte Walter Millán Isaza, tio de la niña, dijo que el hombre luego de haber dejado a la niña en esa casa del barrio La Inmaculada, regresó minutos después, al parecer y según sus familiares, para intentar mediar y evitar que fuera denunciado ante las autoridades.

El imputado Sánchez Osorio, quien es pensionado de la Gobernación del Valle, al parecer una vez llegó a la vivienda de los familiares de la menor abusada, desató la ira de los vecinos del sector que enfurecidos, al no poder linchar al indiciado, decidieron acabar con su carro que se encontraba estacionado en el andén de la humilde vivienda.
Para ello utilizaron palos, piedras y todo lo que a su alcance estaba destruyendo el automóvil Mazda 626 de matrícula CKH-411 de Cali.

Por el hecho, que alteró el orden público en este sector del municipio el pasado miércoles hacia el mediodía, las unidades policiales de Tuluá debieron utilizar gases lacrimógenos para poder disuadir a los enfurecidos hombres y así poder salvaguardar la seguridad e integridad del indiciado.

La defensa

De acuerdo con lo manifestado por el abogado defensor, Luis Emilio Quiceno “al imputado se le respetaron todos sus derechos y hasta tanto no sea condenado se presume su inocencia frente a los delitos del cual es acusado”.
“Ahora inicia el proceso preparatorio de la audiencia donde se podrán presentar las pruebas, testigos y se conocerá aún más las causas reales que rodearon este hecho y donde podremos debatirlas en juicio”, señaló el jurista.

El parte médico

Luego de la agresión la menor fue recluida en la clínica San Francisco donde los médicos, ante la lesión sufrida, debieron realizar una intervención quirúrgica.
La niña se recupera clínicamente de la lesión y está bajo acompañamiento psicológico junto a sus familiares.

También te puede interesar:   Identificada pareja asesinada en Jiguales. Un adiestrador canino y una ama de casa, las víctimas
Compartir: