“…la polarización nos podría llevar a una nueva versión de guerra civil…”.

¡Queremos Paz!, ¡No más guerra!, ¡No a la polarización!, son lo que el común de la gente en Colombia aclama por estos días, la mayoría colombianos heridos por una absurda guerra entre un Estado paquidérmico, e incapaz y unas masas que sin argumentos, mas que el odio, se han bandadizado abrazadas a la bandera de la defensa de los más necesitados (de dientes hacia afuera), pues su único objetivo fue y es el de delinquir y llenar sus bolsillos de dinero lavado, de extorsión y demás formas de delincuencia.

Con asombro un sector de la sociedad, esa misma que con fervor clama la paz y enarbola el sentimiento de igualdad hoy! Juega con fuego! al buscar sentar en el banquillo y por qué no de ver en la mazamorra del olvido al líder de la otra mitad del pueblo, en palabras de, Gustavo Bolívar quien afirmo “voy al Congreso con el fin de ver a Uribe en la cárcel”, demasiado temerario el ilustre escritor de (sin tetas no hay paraíso), obra que por demás llama al irrespeto de nuestros hermosas mujeres haciendo apología al delito de nuestras nuevas generaciones.

Amanecerá y veremos, ojalá a mi parecer su deseo no sea más que parte del discurso que llama a la unión de muchos irresponsables, que desean un país de igualdad social, pero que no se les ve dando de su fortuna a Teletón; fujimorizar a Uribe es perjudicial para la Paz que se quiere construir, sobre todo en una sociedad donde la polarización nos podría llevar a una nueva versión de guerra civil, donde serán nuestros hijos los que sufran las consecuencias.

Sanemos las heridas dejemos los deseos y los discursos temerarios, construyamos país, ahora que tenemos una nueva oportunidad para escoger nuestros líderes democráticos. El 11 de marzo es la oportunidad para iniciar esa reconstrucción de una Colombia próspera y libre de las amenazas populistas, el Valle del Cauca tiene esos líderes jóvenes que requiere la nación, apoyémoslos con sabiduría y ante todo con responsabilidad y amor por lo nuestro.

También te puede interesar:   Unidad progresista
Compartir: