“…cada día, aparecen en las redes sociales, nuevas formas de jugar entre los niños y adolescentes, y en primera instancia pareciera que fuera algo inofensivo, pero que más tarde se descubre lo perjudicial que resulta para la integridad de la familia…”

Es extremadamente preocupante la aparición en las redes sociales de juegos que tratan de entretener a los niños y adolescentes invitándolos a realizar acciones que incitan a hacerse daño e inclusive a quitarse la vida, tal como sucedió con la llamada “Ballena Azul” que puso en jaque mate a las autoridades que se encargan de la vigilancia en estos medios de comunicación.

Ahora aparece un novedoso entretenimiento denominado “El reto de las 48 horas” consistente en que el menor de edad se va de su casa de un momento a otro, sin avisar a sus padres y debe permanecer perdido durante 48 horas. En este lapso de tiempo se movilizan, primero los padres de familia, luego las autoridades, lo cual es seguido en las redes sociales por quienes están en el juego y gana la persona que más haya obligado a ejecutar acciones para buscar al desaparecido. Es una forma más de entretenimiento que se ha inventado y ha calado entre la juventud, por ahora en otros países, pero ya las autoridades están alertas por si se presenta en Colombia, aunque ya existen casos de perdidos, pero que no necesariamente obedecen estrictamente a este tipo.

Lo que sí es cierto es que cada día, aparecen en las redes sociales, nuevas formas de jugar entre los niños y adolescentes, y en primera instancia pareciera que fuera algo inofensivo, pero que más tarde se descubre lo perjudicial que resulta para la integridad de la familia, parientes y autoridades respectivas. Se suma a lo anterior, que en otros países se está presentando el consumo de una droga conocida como “Zombie” que es sumamente peligrosa por sus componentes que constituyen una verdadera bomba asesina, como son, diluyente para pintura, fósforo rojo de las cerillas, ácido clorhídrico, que dañan tejidos y carcomen la carne hasta los huesos. Lo que pone en verdadero riesgo la vida de los que se la aplican, porque es un líquido que se pone en las venas, tal como se hace con la heroína, pero resulta que es más barata y el efecto más duradero.

Tanto las autoridades, como los padres de familia se encuentran sumamente preo-cupados por estos casos y en ocasiones se ven superados por estas tendencias en las redes sociales ya que los hijos muchas veces son difíciles de controlar en la utilización de estos instrumentos de comunicación social y al mismo tiempo resultan enfrentamientos y la misma violencia intrafamiliar, cuando se trata de contener o limitar el uso de las redes. Los especialistas en la materia afirman que estamos asistiendo a un cambio cultural impresionante que conlleva avances en el conocimiento, pero encierra al mismo tiempo serios peligros para la existencia misma si la sociedad se deja llevar sin conciencia crítica, por los mensajes que inundan mundialmente las redes sociales. Así es que las autoridades y expertos en educación hacen un urgente llamado, en primer lugar a las autoridades competentes, para que regulen debidamente el uso de estos instrumentos y en segundo lugar, el llamado es principalmente a los padres de familia y aquellas personas que tienen el cuidado de sus hijos para que se mantengan alertas, conversen diariamente con sus hijos, hablen de sus preocupaciones y problemas, dialoguen en la mesa del comedor, de tal manera que exista confianza plena y de esta manera se evitan muchísimos problemas que pueden derivar en situaciones más graves.

También te puede interesar:   El peligro del celular
Compartir: