El Tabloide

Joven muere de un disparo, al parecer jugaban a la ruleta rusa

Cristian David Segura Solís

Los vecinos el barrio El Pinar, al occidente de la ciudad, se vieron sorprendidos el pasado sábado con un disparo que retumbó por los aires alterando la tranquilidad de los residentes del sector.
Lejos estaban los moradores de imaginarse lo que dos jóvenes hacían en el interior de una vivienda.
De acuerdo con las informaciones recolectadas por las autoridades en el lugar de los hechos, a la vivienda llegó el menor de 13 años, amigo del occiso, con una mochila y luego de varios minutos de encontrarse en el interior de la residencia se escuchó la detonación.

Las autoridades se encontraron con el cuerpo sin vida de un adolescente que fue identificado como Cristian David Segura Solís, de 16 años de edad.
El joven presentaba un impacto de bala en el tórax, hecho que es investigado por las autoridades de policía y la Fiscalía y que secedió el pasado sábado hacia la una de la tarde dentro de una vivienda ubicada en la carrera 15A con calle 25 en la zona occidental de la ciudad.

“El caso se presentó, según lo recaudado en las diligencias, en una de las habitaciones al parecer por la manipulación irresponsable del arma de fuego cuya detonación se escuchó muy fuerte” señaló la fuente oficial.
Un disparo en el lado derecho de la espalda con orificio de salida en el pecho, le causó la muerte de manera instantánea a Segura Solís.
El occiso, según se informó, culminó su noveno grado de bachillerato en una institución educativa pública del municipio.
Durante las diligencias, el menor que accionó el arma y quien huyó del lugar de los hechos en una bicicleta de color gris y llevándose consigo el revólver permaneció escondido hasta el pasado martes cuando se presentó ante las autoridades para explicar lo sucedido.

En esta vivienda, ubicada en la carrera 15A del barrio El Pinar, se registró el asesinato del adolescente de manera accidental, según el reporte de las autoridades.

Las autoridades manifestaron que el menor al momento de relatar sobre su huida, dijo que lo hizo por el susto que le generó el hecho. Frente al arma con la que presuntamente el menor le causó la lesión a su amigo, expresó que la lanzó al río Tuluá, después de lo sucedido.
Señala la fuente oficial que ante los hechos este menor no iría inicialmente a un centro de reclusión para menores infractores por tener menos de 14 años de edad.
Ahora las autoridades deberán esclarecer el caso y determinar la responsabilidad del menor de 13 años de edad en el hecho.

Compartir: