Máxima preocupación hay en la Selección Colombia. A cuatro días del debut en el Campeonato Mundial, contra Japón, el próximo martes, James Rodríguez, su estrella, su figura, su mejor jugador, no está fijo para ese partido por un problema en el gemelo izquierdo que no le permitió entrenar este jueves con el resto del equipo.

Mientras que Moscú era el epicentro del sacudón de emociones con el Mundial de Fútbol que empezó este jueves, a 785 kilómetros de allí, en la cancha del pequeño estadio Sviyaga, en Medvedkovo, una villa a 35 kilómetros de Kazán, se encendieron las alarmas por la ausencia de James. Extraoficialmente corrió la versión de que la molestia de James es en el gemelo izquierdo y que lo ponía en duda para el primer partido. EL TIEMPO conoció que hay mucha zozobra en la Selección porque James tiene miedo con el asunto de esta fatiga, al punto que se siente inseguro para entrar al campo de juego. Además, otras fuentes aseguran que el futbolista se encuentra bien físicamente, pero que el problema pasa por su cabeza, con un aparente temor por agravar su molestia y que pueda afectar su desempeño en el campeonato mundial.

Oficialmente la Federación Colombiana de Fútbol informó en un comunicado que James, al igual que Wílmar Barrios, quien tampoco entrenó este jueves, tenían fatiga y que no habían entrenado por precaución. Ambos se quedaron haciendo recuperación en el gimnasio del Ski Resort de Kazán, el lugar de concentración. Otra fuente consultadas, cercana a la Selección, insistió en el mismo diagnóstico, que se trata de “Cansancio, fatiga muscular”. “Nada raro. Solo medidas extremas”, agregó.

El propio jugador Carlos Bacca aseguró en rueda de prensa que los casos de James y de Barrios no son graves. “Ellos se encuentran bien. Los dos tienen una pequeña fatiga muscular, pero es normal con el gran trabajo que se ha venido haciendo desde Bogotá. El cuerpo técnico decidió dejarlos acá, aunque, seguramente estarán pronto con nosotros”, aseguró.

También te puede interesar:   Pékerman: ¿Debe seguir como técnico de la Selección Colombia?

Este jueves se insistió en que no hay nada que temer por ellos y ambos se amarrarán los guayos en la próxima práctica que haga el equipo antes de su debut contra Japón.Sin embargo, dentro de la Selección toman con máxima precaución esta molestia del 10. Por lo tanto, aunque el volante es esperado este viernes en el entrenamiento, sería con total cuidado para no arriesgarse.

El último caso de James

Esta lesión del gemelo izquierdo, que no fue confirmada por ninguna fuente oficial, sería similar a la sufrida en el Bayern Múnich, aunque esa fue en el gemelo derecho. Esa lesión fue hace casi cuatro meses, el pasado 20 de febrero, cuando James fue sustituido en el minuto 44 del partido de octavos de final de la Liga de Campeones contra Besiktas, por lo que el colombiano estuvo algunos entrenamientos de baja. “James no tiene una lesión grave. Salió por problemas en su gemelo que se le puso duro. Tenía miedo de una lesión mayor. Por eso salió: fue por precaución”, aseguró Heynckes, el DT del Bayern en ese momento.

No obstante “no ser nada grave” el diagnóstico que se emitió esa vez luego de los exámenes realizados, James solo volvió a jugar 20 días después y se perdió tres partidos. Por eso, lo que pase con él hay que tratarlo con mucha precaución. 
Por su parte, Barrios también sufrió hace dos meses un desgarro en el mismo músculo que se lesionó James: el gemelo derecho, que lo sacó del final de la temporada de liga y de varios duelos de la Copa Libertadores. 

Este jueves, James y Barrios no entrenaron. Y, a pesar de la intranquilidad que eso genera, especialmente por James, dicen que no es “nada grave”, que “no pasa nada” y que todo está y estará bien… ¡Que así sea!

Compartir: