En todo un misterio se ha convertido la inesperada decisión de un hombre integrante de la Unidad Nacional de Protección, que se propinó un disparo con su arma de dotación en la mañana del jueves.

De acuerdo con las informaciones, el hecho tomó por sorpresa no solo a su protegido sino también a sus compañeros de trabajo y en especial a su familia que nunca le llegaron a conocer actitudes que pudieran intuir que tomaría una decisión como esta.

La infortunada víctima de este hecho fue identificada en las diligencias de ley como Luis Fernando Hoyos Muñoz, quien se propinó un disparo en el lado derecho de su cabeza falleciendo de manera inmediata.
Este hombre, de 48 años de edad, se encontraba en el interior de una camioneta Toyota TX de color gris y de matrícula NDP-159, la cual pertenece al esquema de seguridad de la entidad para la cual prestaba sus servicios como escolta.

El hecho que alteró la tranquilidad de los roldanillenses se registró el jueves hacia las ocho de la mañana, a la altura de la carrera quinta con calle diez del barrio Unión de Vivienda, en inmediaciones a la Unidad de Responsabilidad Penal para Adolescentes de Roldanillo.

Las informaciones de los investigadores señalan que Hoyos Muñoz hacía parte del esquema de seguridad de un líder indígena de la comunidad Embera Chamí.

Luis Fernando Hoyos Muñoz deja dos hijos y se caracterizó por ser una persona alegre, responsable y amiguero.

También te puede interesar:   Empresario atacado por sicarios en el municipio de Yotoco
Compartir: