Solo la visita de los funcionarios de la administración central del ICBF la semana próxima podrá determinar si el Centro del Menor Infractor podrá ser reabierto. Su operación está a cargo de la ONG La Red.

El reclusorio provisional para jóvenes funciona en la antigua Permanencia Central

La próxima semana, cuando se espera la visita de funcionarios del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar de Bogotá, podría ser reabierto el Centro del Menor Infractor que desde hace dos años opera en la antigua Permanencia de Policía en el barrio Tomás Uribe Uribe.

El lugar debió ser cerrado desde finales del mes de junio tras una visita de inspección del ICBF en la que hizo algunas recomendaciones del orden locativo y funcional.
“Si bien nosotros consideramos que las observaciones del ente nacional no son de fondo sino de forma, cuando nos las hicieron procedimos a apropiar los recursos necesarios para que el Centro cumpla con todos los requisitos” señaló Carlos Octavio Quitián Martínez, Secretario de Gobierno Municipal.

El Centro del Menor Infractor fue acondicionado por la Administración Municipal donde por muchos años funcionó la Permanencia Central, mediante una inversión de $ 150 millones en reparaciones locativas y $ 75 millones de dotación, quedando dispuesto para albergar 14 jóvenes de los seis municipios que conforman el distrito judicial de Tuluá.

Por su parte José Alberto Rodríguez, director de la ONG La Red, operador del programa, precisó que, tras la visita del ICBF, ellos procedieron a devolver las llaves del establecimiento y están a la espera de los linea-mientos que le dicten desde la Administración Municipal.
En la mañana de ayer se reunieron los integrantes del sistema que tiene a su cargo el programa, integrado entre otros por la Fiscalía, el ICBF, la Defensoría de Familia, los jueces de familia, la Personería Municipal, la Secretaría de Gobierno y la ONG La Red para revisar el informe de la Administración Municipal.

“Quedamos a espera de que Bienestar Familiar haga la nueva visita de inspección para proceder a reabrir el Centro” puntualizó Quitián Martínez quien dijo que entre tanto, los menores se están llevando a Palmira y Cali.

También te puede interesar:   Quejas por obras para perecederos, tras construcción de módulos para vendedores de frutas y verduras
Compartir: