El nombre de Julia Restrepo le fue dado a la institución como homenaje a una gran formadora.  Aparte de los resultados académicos, la entidad ha alcanzado altos logros en materia deportiva y artística con su banda músico marcial.

Si por algo se distinguió en su paso por la vida pública el tulueño Absalón Fernández de Soto, fue por preocuparse de que la educación de sus coterráneos tuviera los más altos estándares y su terruño alcanzara renombre nacional en esa materia. Por ello no tuvo ningún reparo, durante el primero de sus tres pasos por la Gobernación del Valle, en 1945, en impulsar la creación del instituto Julia Restrepo, primera institución oficial del departamento en la modalidad femenina.

Por esas calendas eran aún escasas las instituciones educativas de la ciudad mientras que la población aumentaba y las autoridades requerían con urgencia la creación de espacios formativos, especialmente en educación media.
Estas urgencias hallaron eco en Fernández de Soto quien acababa de llegar a la gobernación del departamento y no tuvo ningún reparo en sancionar la Ordenanza 13, fechada en mayo 27 de 1945, refrendada por el Decreto 616 del 29 de agosto del mismo año, otorgándole licencia para funcionar como anexa al Gimnasio del Pacífico.

Formadora de mujeres

En cuanto a su nombre, de acuerdo con el historiador y periodista Joaquín Paredes Cruz, el gobernador no albergó duda alguna de que debería ser Julia Restrepo de Cifuentes, como un homenaje a la educadora, tulueña adoptiva, que por años contribuyó a la formación de cientos de jóvenes de la ciudad.
“Mujer de las más excepcionales virtudes, pasó su vida dedicada al noble apostolado de enseñar a la mujer tulueña y de guiarla por los senderos de la verdad, bajo los sagrados auspicios de la fe cristiana» sostiene Paredes Cruz en su libro «Tuluá 350 años» mientras que Armando Romero Lozano, citado por el historiador Ómar Franco Duque escribió sobre la educadora que “la ciudad de Tuluá puede invocar hoy el nombre de la mujer que preside desde la bienaventuranza este homenaje rendido a su nombre”.

Casada con Lisímaco Cifuentes, unión de la que hubo cuatro hijos: Manuel, Elena, Amelia y Lisímaco, estos dos últimos fallecidos a temprana edad, añade Paredes Cruz en su texto histórico.
Tras la firma de los soportes legales que le dieron vida al instituto Julia Restrepo, el gobierno seccional nombró como su primera directora a Esther Zorrilla, quien inició labores el 1 de octubre de 1945 con 115 alumnas que fueron repartidas en tres grupos, un preparatorio y dos que ingresaron a primero de bachillerato.
Paredes Cruz reseña como sus primeras docentes a Irene Penagos, Tarsilia Acuña, Martha Pérez, Esneda Posso, Marina Ayora, Cilia Barbosa y Alicia Ortiz.
Dos años después, mediante Decreto 124, el gobierno departamental dispuso que la institución de desligara del Gimnasio del Pacífico, trabajando de manera solitaria e independiente hasta 1984 en que las autoridades municipales le asignan la escuela La Graciela para que operara bajo sus directrices.

Crecimiento constante

Poco después, en 2002, en cumplimiento de la ley 715, mediante la cual se crean las Instituciones Educativas, el instituto Julia Restrepo pasa a ser una de esas ocupándose del manejo de las escuelas Antonia Santos, María Luisa Román y Santa Clara en el área urbana así como la Julio Pedroza del corregimiento Campoalegre, y asume la integralidad de la educación primaria, básica y media, entre los grados cero y 11.
Este trascendental paso condujo a la institución a rediseñar sus modelos pedagógicos y, mediante la Resolución 113 de julio de 2003, asume la especialidad en Desarrollo Empresarial Contable para la media técnica de la cual salen las primeras graduadas el año siguiente.

El crecimiento de la entidad no se detuvo, por lo que en 2005 se logra una articulación con el Sena para mejorar la media técnica y se le autoriza para otorgar el título en Creación de Empresas y Plan de Negocios con énfasis en Contabilidad y Finanzas.

Posteriormente las mismas autoridades municipales le asignan funciones para la formación de adultos en jornada nocturna así como el programa Sabatinos, creado en 2004, destacándose la sede Antonia Santos para impartir allí la instrucción académica a quienes, por su edad, ya no pueden hacer parte del proceso formal.
A lo largo de sus 72 años de historia, la institución educativa Julia Restrepo ha contado con nueve rectoras, empezando con Esther Zorrilla (1947-1949), Ofelia Santos (1949-1957), Leonor Zapata Ramírez (1957-1963), Cecilia Torres González (1963-1966), Dolores McCornik Auzola (1966-1968), Irma Tulia Salcedo Vacca (1968-1976), Leonor García Ramírez (1976-1977), Deyanira Posada Gil (1977-1999) y Gladis Restrepo Castaño (1999 a la fecha).

Su actual rectora, al resaltar las virtudes de la entidad, señaló que su objetivo básico como institución educativa es la de “formar jóvenes íntegros, honestos, sensibles, líderes y dueños de su región, capaces de asumir competentemente el papel protagónico que les corresponde ocupar en los diferentes escenarios de la vida”.

También te puede interesar:   Parque Carlos Sarmiento Lora, 34 años brindando esparcimiento sin límites
Compartir: