En la ciudad la comunidad afro estaría pasando de casi 17 mil personas a 25 mil, según proyecciones de sus líderes. Además a asegura que la repetición del censo se puede hacer virtual con el apoyo de los medios.

Los líderes afro de la Villa de Céspedes están en espera de la respuesta que entregue el Dane en relación con su petición de repetir el censo por la vulneración de sus derechos.

El censo nacional del Dane que se llevó a cabo en Tuluá, tendría que ser repetido en razón a que los encuestadores omitieron una pregunta fundamental, contenida en el cuestionario, relacionada con la población afrocolombiana.

Así lo aseveró Gonzalo Vallecilla, Delegado Nacional de Consulta Previa por el Valle del Cauca, señalando que la inconsistencia está relacionada con la pregunta 57 en donde se inquiere por la etnia a la que pertenece el ciudadano, pero se omite el siguiente paso.

«Los empadro-nadores, al llegar a este punto y recibir la respuesta, saltaron a la siguiente pregunta pero omitieron, sin ninguna razón, averiguar si el encuestado pertenecía a la población palenquera, raizal, negra afrocolombiana o mulata, lo que constituye una falta grave para nuestra población» sostiene Vallecilla.
Agrega que en el caso de Tuluá era absolutamente necesario precisar el número de integrantes de la comunidad afro por cuanto, según el censo de 2005, la comunidad afroco-lombiana era de 16.900 personas, lo que representaba el 9.6 % de la población tulueña, cifra que, a su juicio, debe estar hoy en por lo menos 25.000 personas.

En cuanto al procedimiento para una eventual repetición del censo en la ciudad, Valle-cilla dijo que esta se puede hacer de manera virtual, con un muy buen refuerzo de los medios de comunicación y la obvia participación de la misma comunidad afro.

Indicó que de no hacerse el repaso en Tuluá, las consecuencias sociales serían enormes en razón a que su comunidad necesita políticas reales frente a sus necesidades y esto les reduce esas posibilidades.
De otro lado, Vallecilla también señaló que ha elevado la queja nacional ante el Dane por cuanto no se cumplió con la cuota de negri-tudes entre los encues-tadores que, según el compromiso con la misma entidad, debería ser del 10% de los empadronadores.

“De acuerdo con la respuesta que nos dio el Dane en relación con esta inquietud, en Tu-luá debieron haber empleado cinco en-cuestadores de la raza afro pero esto no se cumplió, vulnerando así nuestro derecho al trabajo” puntualizó el líder étnico.

También te puede interesar:   La póliza de seguros que cubre la siniestralidad rige a partir del lunes próximo

Primeras cifras del Censo

Según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane, en un infome preliminar, hasta el momento los colombianos contados son 41 millones, lo que por ahora está reva-luando la creencia popular de que el país tenía más de 50 millones de habitantes.

En cuanto a viviendas y hogares, relacionada la primera con la parte estructural y física donde vive un grupo de personas, y la segunda con el lugar donde se siente bien un grupo familiar, el censo revela que el país cuenta con 12 millones de viviendas y 13 millones de hogares y un promedio de 3.1 personas por hogar.
En cuanto al sexo, los indicadores del Dane no presentan mayores cambios puesto que el país hoy cuenta con 94 hombres por cada 100 mujeres y en materia de edades hubo un incremento de las personas mayores de 64 años en relación a los de 15. Es decir, hoy hay más personas adultas que jóvenes.

Otro aspecto que revela el censo en su informe preliminar, indica que por regiones, la población está mas concentrada en tres zonas, la andina y las costeras del norte y el occidente, es decir la costa Atlántica y la Pacífica.

Finalmente, en relación con los servicios públicos, el empadronamiento reciente destaca que el 96.6 % de los hogares colombianos cuenta con servicios de energía eléctrica; el 85.91 tiene acueducto; el 80.4 tiene acceso a recolección de basuras; el 75.1 a alcantarillado; el 66.0 a gas natural y el 37.2 % cuenta con internet fijo o móvil.

Compartir: