Coordinadora del ICBF local se reunió con los padres y les explicó que la entidad no sufrirá traumatismos. Vocero de los padres de familia sostiene que la medida tiene carácter político.

El Hogar Infantil Travesuras, que lleva 34 años de funcionamiento en el barrio Rubén Cruz Vélez, cambiará de operador a partir de agosto, por decisión del ICBF que halló irregularidades en el operador actual.

Algunos padres de familia de niños registrados en el Hogar Infantil Travesuras del barrio Rubén Cruz Vélez, protestaron por la decisión de la oficina local del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar de retirarle la operación al Centro de Atención a la Primera Infancia para cedérselo a otro operador. La vocería de la denuncia la asumió Carlos Chambo, quien señaló que si bien hubo una irregularidad, esta es subsanable mediante el diálogo y no ocasionarle traumatismos a los 120 niños que tiene actualmente el establecimiento.

La situación que generó el malestar del ICBF sucedió hace algunos días cuando, en visita de inspección de sus funcionarios, hallaron un niño que, al verificar los listados de registro, no se encontraba en el sistema.
Directivos del Centro de Atención a la Primera Infancia argumentaron que se trataba del hijo de una de las empleadas de la cocina que debió llevarlo ante la imposibilidad de dejarlo solo en su casa pero de todas maneras el hecho fue informado.

“El ICBF dice que nos va a sancionar con una multa de entre 15 y 30 millones de pesos pero entendemos que el propósito es darle el manejo de Travesuras a otro operador por razones políticas, sin tener en cuenta que los padres le hemos invertido tiempo y dinero a la institución” agrega Chambo.

La institución funciona en una sede de propiedad del municipio que se la entregó en comodato por 50 años, de los cuales ya lleva 34 de funcionamiento sin que hasta el momento se hayan registrado problemas que conduzcan a su disolución, añadió el vocero de los padres.

Consultada el respecto la coordinadora de la oficina local del ICBF, Olga Victoria Molina, señaló que los reglamentos dicen que cuando se presenta una falta se produce un requerimiento por incumplimiento contractual, por lo que, a partir del 1 de agosto, la operación de Travesuras será asumida por la Asociación de Hogares Infantiles.

“Yo me reuní el martes con los padres de familia y les expliqué la situación, les informé que el Hogar Infantil Travesuras seguirá funcionando sin problemas con el mismo personal y los mismos niños y todo quedó claro” puntualizó la funcionaria.

También te puede interesar:   Poesía y monografía vallecaucana los temas de las publicaciones de Cantarrana
Compartir: