Director  con sede en Tuluá revela que las distintas EPS con asiento en la región le adeudan alrededor de $25 mil millones. A pesar de ello ha podido sostener los salarios de empleados y trabajadores.

Desde la mañana de ayer, el hospital departamental Tomás Uribe Uribe canceló el contrato suscrito con la EPS Coomeva ante el incumplimiento de esta entidad para cancelar la millonaria deuda contraída con esa casa de salud.

Lo anterior indica que, hasta tanto se solucione el impasse, los únicos pacientes afiliados a Coomeva que serán atendidos por la institución pública serán aquellos que ingresen por urgencias y habrá hospitalización solo para quienes lo requieren por su estado.
Felipe José Tinoco Zapata, director del hospital tulueño precisó que la medida fue tomada debido a las continuas dilataciones de la EPS ante las gestiones de cobro que se han hecho sin éxito.

De acuerdo con sus informaciones, Coomeva le debe al Tomás Uribe Uribe más de tres mil millones de pesos, deuda que no ha sido posible reducir. En total, las EPS le adeudan cerca de 25 mil millones de pesos al hospital local.
Agregó que Coomeva siempre ha querido imponer condiciones monopólicas que lesionan los intereses del hospital que le ha atendido a sus usuarios a lo largo de los últimos dos años sin que ello haya sido respondido con el pago por esos servicios.
“Afortunadamente hemos podido sostener los salarios de nuestros trabajadores y empleados pero se han visto afectados los proveedores y no podemos mantener más esta situación por lo que tendremos que recurrir a las instancias judiciales para cobrar estos dineros” informó el director.

También te puede interesar:   Avenida Cali con calle 42, cruce peligroso y mortal

Este corte de servicios a Coomeva se suma al que hace algo más de un mes hizo la clínica Mariángel y solo queda como opción la clínica San Francisco a la que le hicieron recientemente un abono a la deuda contraída con ellos.
Consultado el gerente regional de Coomeva EPS, Germán Ignacio Bastidas, dijo que la terminación del contrato obedece a que la entidad a su cargo quiere concentrar la atención para sus usuarios a través de la clínica San Francisco y evitar la dispersión de la red.

Compartir: