Casa de Justicia, Personería y Fiscalía son instancias a las que pueden recurrir las mujeres violentadas en lo físico, sicológico, económico, sexual o laboral por hombres

Con la propuesta de que los hombres se pongan en los zapatos de las mujeres violentadas, se celebró en la ciudad el pasado miércoles el Día Internacional de la Erradicación de la Violencia contra la Mujer que concluyó con un performance en el que se invitaba a la comunidad a enfrentar y denunciar al maltrato.

Al frente de la actividad estuvo Viviana Morales Restrepo, personera delegada para la Defensa del Interés Público quien, al recordar la existencia de la Ley 1257 de 2008 donde se normatiza en torno a la sensibilización, prevención y sanción de las distintas formas de violencia y discriminación contra la mujer, se lamentó por la indiferencia existente aún entre la población, en especial de las organizaciones de mujeres.
Las cifras estadísticas existentes en esa dependencia, señalan que en lo corrido del presente año, hay 23 casos denunciados ante ese despacho en Tuluá, sin tener en cuenta Casa de Justicia y Fiscalía que es en donde se pueden registrar más denuncias.

“De esto podemos sacar dos conclusiones, la primera que hay probablemente poca sensibilización, que la gente todavía no denuncia lo suficiente, y la segunda que la ruta puede estar funcionando perfectamente y la gente ya sabe a dónde tiene que dirigirse y ya no necesariamente llega a Personería sino que directamente asiste a las instituciones donde debe denunciar” agregó la funcionaria.

Colectivos de mujeres, funcionarios y personas del común hicieron parte de la jornada en busca de sensibilizar a la comunidad para que se erradique la violencia contra la mujer. Desde la Policía se puso a disposición la línea nacional y gratuita 155 para las denuncias correspondientes.

Sobre la ruta señalada, Morales Restrepo agregó que esta se inicia en la EPS a donde la víctima debe recurrir como primera instancia para su remisión luego a una IPS, clínica u hospital, donde se le motivará la denuncia respectiva.
El siguiente paso es acudir a la Fiscalía o la Casa de Justicia para formalizar la denuncia contra el agresor y solicitar la protección que corresponda, según el nivel de violencia en su contra.
Para las mujeres violentadas física, moral, económica o psicológicamente, la Secretaría de Bienestar Social cuenta con un hogar de paso en el que se les brinda apoyo sicosocial a fin de que la víctima pueda reintegrarse a la vida social sin los traumas de la violencia.

Según las cifras del orden nacional, el Valle del Cauca ocupa el primer lugar en materia de violencia contra la mujer, por lo que desde el gobierno seccional se viene trabajando, de la mano de las entidades correspondientes, para reducir a la mínima expresión esa estadística.

También te puede interesar:   Tras visita del gerente de Coomeva a Tuluá , clínica San Francisco reabrió los servicio a la EPS
Compartir: