Un conocido agricultor que había salido a departir con amigos a un kiosco ubicado en la vía hacia Candelaria, zona rural plana de esta localidad, fue hallado sin vida de manera extraña en una acequia que cruza por el lugar.

El caso se presentó en la madrugada del lunes festivo, según informaron las autoridades, luego de que este agricultor se retirara hacia la parte posterior del lugar sin que sus contertulios se percataran de su ausencia.
El cuerpo sin vida de Alberto Vásquez Rojas, de 59 años de edad, fue hallado en la madrugada por allegados a este hombre en el interior de la acequia.

El caso registrado frente al corregimiento de Higueroncito, donde residía el occiso, alteró la tranquilidad de los moradores pues se trataba de un hombre alegre, amable, servicial y trabajador, que falleció en circunstancias que son materia de investigación por parte de las autoridades, pues el cuerpo no presentaba señales de violencia, lo que hace suponer a los investigadores que el deceso pudo ser por inmersión.

“Señala el investigador que Vásquez Rojas, por el estado de alicoramiento en el que se encontraba y al parecer al sentir un dolor en el pecho, perdió el equilibrio y cayó al caño y se produjo su deceso.
Vásquez Rojas, según sus allegados y familiares, era un hombre amante de los gallos de pelea y de los caballos, pasiones que disfrutaba los fines de semana en los encuentros de amigos en los municipios cercanos.
Este hombre, quien siempre se caracterizó por su entrega y amor por su familia, luchó por sacarlos adelante y darle un buen ejemplo ante la comunidad.
Alberto Vásquez Rojas estaba casado con Amparo García, deja cuatro hijos, era el mayor de ocho hermanos y era hijo de Luis Felipe y Ana Luisa.

También te puede interesar:   Una joven muerta y tres más heridas en accidente de tránsito en Buga
Compartir: