La historia del hombre que fue discriminado en un restaurante de Medellín cautivó a los colombianos, tanto que se dieron a la tarea de ubicarlo para conocer su opinión frente a lo sucedido. Entrevista exclusiva de El Tiempo.

Cuando don José López se levantó la mañana de este martes para ir a la plaza de mercado a comprar los alimentos del día, se dio cuenta de que todos lo miraban raro. Le empezaron a decir que se había hecho famoso y fue cuando vio por primera vez el video que circuló en redes sociales desde el día anterior, en el que una mujer denuncia que él fue discriminado en un restaurante de El Poblado, de Medellín.

Su cotidianidad cambió por completo. En la sala de su casa, ubicada en Campo Valdés, había más familiares de lo habitual. El teléfono sonó con mucha frecuencia y se empezó a ver en los medios de comunicación.

Entonces, decidió no salir a trabajar con su guitarra, como lo hace todos los días, para entonar canciones que ha practicado durante 30 años, el tiempo que lleva viviendo de la música, en lugares como el parque Bolívar, el parque Berrío y algunos restaurantes de El Poblado. Con el esfuerzo de sus manos y su voz ha sacado adelante a sus hijos.

Sobre el episodio que lo puso en redes sociales, dijo que fue algo inesperado. Aseguró que no tiene la intención de que a la dueña del restaurante Taquino le hagan daño, pues en ocasiones pasadas lo ha ayudado. Para él, la situación se debió a que la empleada era nueva y por ello le dijeron que no podía comer allí.

“Toqué la canción ‘Mamá vieja’, me hice como 3.000 pesitos, una señora y un señor me preguntaron que si ya había almorzado, dije que no y me invitaron. Una empleada me dijo que no podía comer ahí, pero llamaron a la dueña y me dijeron que me sentara”, explicó don José, quien añadió que se quedó callado, pues no le gustan los problemas.

Don José solo quiere seguir dedicándose a la música, por la que siente gran pasión y que le ha dado todo lo que tiene. Dijo que por años también ha compuesto varias letras y hoy recibió una llamada de una persona que quiere ayudarle para que estas sean conocidas.

Asimismo, en la sede del restaurante Taquino se reunieron algunas personas para rechazar la discriminación contra don José. Algunos, incluso, comieron en el piso, a la entrada del restaurante. Este gesto, según expresaron, era un acto de respaldo al hombre discriminado.

También le puede interesar: Organizan plantón frente a restaurante donde discriminaron a Don José

Noralba Arredondo, una de las ciudadanas que hizo presencia y decidió comer su plato de lenteja en el piso, expresó que en la comuna 14 (El Poblado) no todos los ciudadanos son discriminadores.

Los asistentes, además, llevaron carteles en los que expresaron el respaldo al ciudadano: “¿De qué te crees? ¿Qué valores les estamos dejando a nuestros hijos? No discriminación”, rezaba uno de ellos.

Entre tanto, el general Óscar Gómez, comandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, explicó que se le ordenó al comandante de la estación de El Poblado verificar en el restaurante Taquino la situación. Para ello, se busca la versión de los empleados y administradores del lugar, con el fin de establecer si hay lugar a sanciones. Este sería el primer caso de una sanción por discriminación en Medellín, hecho que constituye una violación al Código de Policía.

Por su lado, Luis Bernardo Vélez, secretario de Inclusión Social de Medellín, dijo que este caso es muy recurrente por situaciones como color de piel, estrato social, orientación sexual, entre otros aspectos.

“Hay muchos don José que a diario son discriminados y excluidos de dinámicas laborales, educativas, de espacio público y más allá de pensar si hay leyes y sanciones, tenemos que pensar qué estamos haciendo para disminuir esos niveles de discriminación o abolirlos”, expresó el funcionario, quien añadió que el mejor castigo para este tipo de casos es la sanción social.

TOMADO DE EL TIEMPO

También te puede interesar:   Este vallecaucano quiere amputarse los genitales para parecerse (aún más) a calavera
Compartir: